Ejemplo de vida: gestos de amor de Lucumí con sus primeros sueldos

Ejemplo de vida: gestos de amor de Lucumí con sus primeros sueldos

El delantero colombiano no vive su mejor momento en la Liga de México.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Steven Lucumí

Steven Lucumí es el extremo más desequilibrante de Nacional y con su velocidad puede marcar la diferencia frente a los laterales de Millonarios.

Foto: Tomada de Twitter

04 de octubre 2019 , 09:48 a.m.

Jeison Steven Lucumí no vive su mejor presente en México, país al que llegó esta temporada luego de su paso por Nacional. El jugador entró en la negociación por Jarlan Barrera entre Tigres y el cuadro antioqueño, pero luego fue cedido al Querétaro, aunque pocas oportunidades ha tenido.

Desde que llegó a ese club solo ha jugado tres partidos en Liga de México y otros dos en la Copa, pero mantiene la ilusión de volver a tener minutos para repetir las buenas actuaciones del pasado.

Sin embargo, en Colombia, 'Grueso Calibre' entrevistó a la madre del jugador, quien contó cómo fue la niñez del jugador colombiano y la ayuda que le dio a su madre desde que se convirtió en profesional.

"Pasamos tiempos difíciles y él me acompañaba los domingos a trabajar. Me tocaba estar arodillada y en la tarde no me podía ni parar del dolor de cintura", contó Jenni Mina, su mamá.

Según su relato, fue el propio jugador quien desde muy niño se interesó en el fútbol y solo se inscribió en la escuela de fútbol 'Pancho Villegas', en la que no pagaba ni un solo peso y ha sido cuna de varios futbolistas profesionales.

“El dinero no me alcanzaba mucho y él me dijo que para que no gastara tanto en pasajes le comprara una bicicleta, compramos una de segunda que costó 42.000 pesos", relató.

Sin embargo, cuando se abrió el camino del fútbol para él, Lucumí no dudó en ayudar para que la vida de su madre fuera mucho más fácil y luego cumplirle más sueños.

“Su primer sueldo, que se lo dieron a los 18 años con el Depor, lo primero que hizo fue comprarme una lavadora. Luego me sacó de trabajar en las casas de familia y, cuando lo compró el América, lo primero que hizo fue comprarme una casa; solo le dieron 45 millones, pero el club le prestó el resto para comprarla. Yo vivo como una reina, apenas lo que hago es traer los hermanitos al entreno y ya", contó.

El jugador no olvida sus raíces y por eso siempre ha estado muy atento a Luis Fernando Mina, más conocido como 'Nano', quien lo recibió en aquella escuela y a quien ha ayudado para que esta siga creciendo y lo llevó a Medellín.

COMENTAR
GUARDAR