Astolfo Romero: recuerdo cuando jugó junto a Pelé y una mirada al Cali

Astolfo Romero: recuerdo cuando jugó junto a Pelé y una mirada al Cali

El exfutbolista es el único colombiano que ha jugado con Pelé. Fue en 1982 con el Cosmos.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Astolfo Romero

Astolfo Romero jugó con Pelé en el mismo equipo en 1982.

Foto: Archivo particular

28 de junio 2020 , 09:08 a.m.

El recuerdo sigue incólume. Han pasado 38 años, pero es imposible olvidar que es el único colombiano que ha jugado al lado de Pelé, el 7 de agosto de 1982 en el estadio de Los Gigantes, en Nueva York.

Astolfo Romero, quien ya pasó los 60 calendarios, se emociona al rememorar que ese día el himno nacional de Estados Unidos lo interpretó Frank Sinatra y que tras ese duelo amistoso el mismo Pelé lo buscó para decirle que le ofrecía llegar al entonces poderoso Cosmos, de Nueva York.

El ex defensor vallecaucano reconoce, en entrevista con FUTBOLRED, que esa ocasión la filosofía del recordado presidente de la institución no permitió que fructificara la tentadora oferta: “El único disgusto que tuve con don Alex Gorayeb fue cuando vine del partido contra Resto del Mundo en 1982, porque el Cosmos me quería comprar a través de la Warnier Corporation, y él les respondió que el Cali no compraba jugadores para revender, sino para ser campeón. Cuando le llevé la carta, don Alex me abrió su escritorio y me mostró dos cartas más de la misma empresa en que pedían condiciones al Cali por Willington y Pedro Zape, y yo sabía que jugaba en el Cosmos y luego de que me promocionara pasaba a Europa, pero nada. Esa fue la única vez que tuve una discusión con él. Luego hubo una posibilidad de Estudiantes de La Plata, cuando lo dirigía Carlos Bilardo, pero allí no dije nada. Era una política muy sana que tenía el Deportivo Cali porque el equipo siempre quería ser campeón, compara un jugador cada año y no vendía, tenía un proceso”.

Romero explica la función del considerado mejor futbolista de todos los tiempos en esa posibilidad de ir a Estados Unidos: “Pelé era jugador, pero al mismo tiempo como un relacionista público de Cosmos y de la Corporación dueña del equipo, él estaba haciendo seguimiento a los jugadores colombianos porque el estadio de Los Gigantes estaba muy cerca de Queens, donde existe la gran colonia nuestra, ellos querían llevar un jugador de acá para que aglutinara los hinchas del Cosmos, pero las palabras de don Alex fueron muy sabias, ‘el Cali compra jugadores para salir campeón, no para ganar plata”.

Pero Astolfo también se enorgullece al recordar el motivo de su llamado a ese combinado: “Terminó el Mundial de España y fui el único jugador que fue a Resto del Mundo sin jugar el Mundial, con el Cali enfrentamos dos veces al Flamengo –en Cali y Río de Janeiro en la Copa Libertadoers de 1981– de Telé Santana, que tenía a Zico, Junior, Pelé y un poco de magos de la Selección Brasil. Santana fue escogido para dirigir a Resto del Mundo y me convocó para enfrentar al de Europa, en el que estaban Frank Beckenbauer, Paolo Rossi, Zbigniew Boniek, y otras figuras. Cuando terminó el partido se me acercó Pelé y me dijo que si quería jugar en el Cosmos, casi me muero de la emoción. Eso fue un miércoles por la noche y en el lunes llevé la carta al club, pero no me vendieron”.

La formación de ese equipo de Resto del Mundo estuvo integrada por: Nkono, Jaime Duarte, Oscar, Astolfo Romero, Junior; Sócrates, Roberto Falcao Zico; Pelé, Roberto Chinaglia y Hugo Sánchez. Mario Kempes y Diego Maradona fueron convocados, pero solo estuvieron dos días en Nueva York y no aparecieron para el partido.

“El favor especialísimo que me pidió Telé Santana fue que (Paolo) Rossi no me hiciera gol, porque Rossi se había burlado de los brasileño, yo salí a jugar de stopper y Oscar sobró. Lo único malo que hice que en una ocasión cerré los ojos, Rossi me cabeceó y el balón dio en el palo, y en otra media volea que pasó cerca, era increíble la rapidez mental y física que tenía. Era un partido de exhibición, pero un juego muy bravo porque estaba jugando con Italia, que había sido el campeón mundial”, expresa con alegría Astolfo.

Kevin Rossi consiguió el descuento (2-1) y Pezzey logró la paridad 2-2. Pero faltando dos minutos el elenco del ‘Viejo Continente’ anotó por intermedio de Antognioni, de media distancia.

“El resultado fue 3-2, no tenía suplentes, los teníamos paseados, pero Zico jugó con fiebre, nos tocó sacarlo en el segundo tiempo y meter a Davids, de Estados Unidos, mientras ellos incluyeron a Platini”. Enzo Bearzot y Derwall estaban al frente del conjunto europeo”, agrega el ex zaguero central colombiano.

Anecdóticamente, el partido concluyó con el mismo marcador 3-2 con el que Italia dejó fuera del camino a Brasil, en cuartos de final en el Mundial de España 1982.

Pese al paso del tiempo tiene reparos a lo que ocurre en el club caleño: “Mi opinión por lo que veo es que el Cali empezó un proceso de que salen los jugadores, los producen muy buenos, y los venden ahí mismo al extranjero, entonces no piensan en el título, no piensan en darle más estrellas a un equipo que ha sido grande en el fútbol colombiano, sino que en ese aspecto mercantilista de nuestro fútbol se ha notado mucho en Cali y verdaderamente han llegado momentos en que el Cali parece un equipo de segunda, no ese equipo grande que anteriormente durante muchos años era uno de los mejores”.


¿Usted no comparte el argumento del Comité Ejecutivo en que cada temporada debe vender dos canteranos?
“Difícil, esa parte administrativa es muy difícil de entenderla porque uno sabe si se planifican los recursos de publicidad, los derechos de televisión, si se hacen las cosas bien los equipos de Colombia pueden vivir bien sin la necesidad de tener que estar vendiendo a sus jugadores, lo que pasa es que no conozco ningún directivo que haya llegado pobre y no salgan millonarios, por eso es algo casi privado. En la época de don Alex Gorayeb él decía que si el Deportivo Cali estuviera en Bogotá lo tuviese metería de 50.000 personas al estadio”.

¿Por qué cree que la hinchada verdiblanca no acompaña en el número ideal en Palmaseca? “Porque el hincha no se siente seguro del equipo, me acuerda que el hincha del segundo piso en el Pascual eran personas que sabían de fútbol, que vivían y sentían a su Deportivo Cali porque era un equipo, por eso hoy América está por encima del Cali, es difícil convencer al aficionado de que vayan al estadio, tiene que haber un objetivo claro y no esos altibajos de que contratamos un técnico, ponen al técnico que es amigo del directivo, etc. Toda esa demagogia que cometen es la que no deja que un equipo se estabilice y sea grande, como o fue el Deportivo Cali”.

¿En cuál de los equipos le fue mejor? “Lógicamente que el Deportivo Cali, pero también tuve una época muy linda con Santa Fe. En el Cali porque se dio todo, lo de la Copa Libertadores, mi convocatoria a Resto del Mundo, en un momento dado estuve entre los cuatro mejores centrales del fútbol suramericano, mi mejor momento futbolístico fue en el Deportivo Cali”.

Astolfo recuerda especialmente la victoria del Cali por Copa Libertadores en el Monumental de Buenos Aires sobre River Plate: “Fue en semana, de noche, y la primera vez que un equipo colombiano ganaba en Buenos Aires y más a River Plate, que en ese momento estaba conformado por ocho jugadores que habían salido campeones mundiales en 1978. Esa fue la noche de gloria del fútbol colombiano, sino de Willington Ortiz, que demostró que era el mejor puntero derecho de Suramérica”.

Actualmente está asociado con Efraín Pachón y tienen planeado con un programa piloto con la Universidad Uniminuto a nivel nacional. El plan se iniciará en Bogotá y posteriormente buscarán talentos en todo el país.

Se siente en plenas capacidades para enseñar lo que aprendió en las canchas. Afirma que ha contribuido en el desarrollo de la carrera de 62 jugadores, especialmente en Santa Fe, entre ellos Agustín Julio, Daniel Torres, Camilo Vargas, Sebastián Salazar, John Velásquez. “A todos esos futbolistas los ayudé a formar, me encanta más eso que dirigir un equipo profesional, se hace una labor social, luego cuando los veo en los profesionalismo me da una gran alegría. Estamos en eso, colocar un granito de arena para seguir formando jugadores, infortunadamente hoy en día en las divisiones inferiores son muy pocos los técnicos que no le piden plata a los papás para jugar”.

Marco Antonio Garcés
Corresponsal Futbolred Cali
En twitter: @marquitosgarces

COMENTAR
GUARDAR

TEMAS RELACIONADOS/

Deportivo Cali