Muy dolorosa: las cinco claves de la derrota de Nacional en Ibagué

Muy dolorosa: las cinco claves de la derrota de Nacional en Ibagué

Osorio hizo una gran rotación y no supo resolver el enigma tolimense.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Juan Carlos Osorio

Osorio realizó una gran rotación de su equipo para este partido. 

Foto: Jaiver Nieto/EL TIEMPO

14 de noviembre 2019 , 06:36 a.m.

Atlético Nacional cayó 1-0 con el Deportes Tolima por la segunda fecha del cuadrangular A, en la Liga II-2019. Los ‘verdolagas’ tuvieron un planteamiento arriesgado y propusieron la mayor parte del partido, pero la falta de gol fue el factor principal, sumado a una ‘rotación’ fallida, cambios sin resultado, fisuras en defensa y bajos niveles en algunos jugadores, condicionaron un resultado que lo complica en sus aspiraciones para llegar a la final y figurar en la reclasificación.

1. Falta de gol: Nacional tuvo 20 remates sobre el área del Tolima, de los cuales siete fueron a puerta. Sin contar los nueve remates bloqueados por la defensa rival. Pese a tener el mayor dominio de la pelota, los ‘verdolagas’ no supieron atacar a su oponente, aunque el planteamiento era audaz y por momentos controlaba el partido. Si no puede marcar, es complicado conseguir triunfos. 

2. Rotación fallida: Con respecto al partido frente al Cúcuta Deportivo, Nacional efectuó ocho cambios en su nómina; se sabía que había tres obligatorios: José Cuadrado por Aldair Quintana, Helibelton Palacios por Andrés Reyes y Juan David Cabal por Juan Pablo Ramírez. Osorio le agregó cinco variantes más, entró Baldomero Perlaza y Pablo Ceppelini como mediocentro, Jarlan Barrera como un volante que flotaba entre el medio y el ataque y un ‘falso nueve’ como Yerson Candelo. De todo lo que hizo, solo la función de Candelo le resultó, aunque sus movimientos y desmarques no fueron aprovechados por sus compañeros. 

3. Cambios sin resultado: Arrancando el segundo tiempo ingresó Sebastián Gómez por Brayan Rovira, seguramente para cuidar al cesarense quien había sido amonestado en la etapa inicial. Al comienzo cumplió, pero con el pasar de los minutos le fue costando mantener las funciones de equilibrio. Al minuto 22 ingresó Hernán Barcos por Juan David Cabal, incorporando un referente de ataque. Sin embargo, el argentino no se mostró cómodo y poco pudo hacer para igualar el marcador. La última variante fue al minuto 32, donde Daniel Bocanegra ingresó por Yerson Candelo, quien salió agotado. El tolimense aumentó el volumen de ataque, pero tampoco logró abrir la cancha o sorprender con la media distancia o la pelota quieta. 

4. Fisuras en defensa: La línea de tres que había funcionado muy bien en el partido contra Cúcuta, mostró errores en este encuentro. El gol de Tolima derivó de un mal retroceso de la zaga, Alexis Henríquez no fue un líbero que mostrara confianza sobre sus compañeros y por momentos, sus movimientos lentos daban ventajas sobre los atacantes rivales. Aunque no sufrieron mucho por el dominio sobre Tolima, en tres opciones claras que tuvo su rival, le marcaron en una ocasión que bastó para consumar la derrota. 

5. Bajos niveles: A veces la rotación surte efecto cuando los jugadores mantienen el nivel de juego. José Cuadrado sigue sin mantener el cero en su arco, Henríquez no logra la confiabilidad de antes y pasa horas bajas, en el medio Baldomero Perlaza no sabe qué función interpretar en la cancha, Jarlan Barrera no brilla como en sus primeros partidos y no se lograba entender con Pablo Ceppelini. Sumado a que emplearon mucho el sector izquierdo de la cancha, desperdiciando a un jugador como Daniel Muñoz, que poco intervino en el circuito de juego.

Juan Camilo Álvarez Serrano
Corresponsal FUTBOLRED
Medellín

COMENTAR
GUARDAR