Las razones por las que Camps ya desespera a los hinchas de Santa Fe

Las razones por las que Camps ya desespera a los hinchas de Santa Fe

El argentino no ha ganado, no ha gustado y su equipo no tiene goles en tres fechas de la Liga II.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Patricio Camps

El argentino no convence, en su primera experiencia como entrenador propiedad de un club profesional.

Foto: Néstor Gómez/CEET

29 de julio 2019 , 06:15 a.m.

El Santa Fe de Patricio Camps es tan gris como el traje que usó este domingo en su debut como entrenador cardenal en El Campín, en partido en el que cayó 0-1 con Alianza Petrolera, ante 8.753 aficionados, que explotaron contra el argentino y su equipo, pues aparte de los malos resultados en el inicio del campeonato, su equipo ni gusta, no marca goles, no gana, presenta errores defensivos y no ha gestado fútbol de ataque.

Luego de jugadas las tres primeras jornadas en la Liga, Santa Fe suma un punto, producto del empate contra Pasto 0-0 en la primera salida, en Ipiales, y dos derrotas: contra Cúcuta (visitante) y Alianza Petrolera (local). Eso sin contar que en el juego de ida de los octavos de final de la Copa Colombia, cayó goleado 3-0 contra Nacional y tiene muy complicada la llave para el juego de vuelta, que será en Bogotá.

Además, su equipo no ha podido estrenarse en las redes contrarias. El cardenal no ha anotado goles, pero no es que no defina: lo que sucede es que no genera opciones, no tiene un juego fluido en la mitad del campo y no hay quien arme, piensa y tenga ideas. Claro está que se le lesionaron Luis Manuel Seijas y Fabián Sambueza, pero Camps no ha encontrado variables, en un plantel corto y con muchos jovencitos de las categorías menores.

El expreso bogotano todavía no ha podido consolidar un estilo ni una nómina fija, en parte por las lesiones, también por las expulsiones, y por el bajo rendimiento de algunas fichas.

Los hinchas no tienen paciencia con Camps, porque los malos resultados que heredó -fue último en la Liga I-, el descenso que se asoma para 2020, y la falta de fútbol en su equipo después de 270 minutos en Liga -360 sumando Copa-, no se los permite.

Las declaraciones del estratega argentino también dejan un sinsabor. Habla de un equipo de construcción, pero que todavía no se le ven las bases ni los pilares, en dos meses de trabajo. Sigue pidiendo refuerzos, a pesar de que la dirigencia, encabezada por Juan Andrés Carreño, trató de cumplirle en los fichajes y en la depuración del plantel que había cuando llegó.

Es bien conocida la paciencia santafereña. Sus hinchas la han tenido históricamente, pero necesitan que Camps empiece a mostrar resultados y aspectos buenos en el juego del equipo, pues la situación deportiva es preocupante y, por ahora, no se ve una luz en medio del oscuro presente albirrojo.

COMENTAR
GUARDAR

TEMAS RELACIONADOS/

Santa Fe