Así fue la espectacular fiesta en el Pascual, la caldera del América

Así fue la espectacular fiesta en el Pascual, la caldera del América

Después de once años, los hinchas festejaron a rabiar en la fortaleza del nuevo campeón de Colombia.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
América Junior

América fue campeón de la Liga y derrotó a Junior por 2-0. Celebró luego de 11 años sin conocer un título.

Foto: Juan Pablo Rueda / CEET

En esta noticia

07 de diciembre 2019 , 08:46 p. m.

Llanto, abrazos, gritos, alegría por todas partes. Solo una final puede describir toda la pasión que despierta América de Cali entre su multitudinaria hinchada. Con 38.000 aficionados que lograron la ‘hazaña’ de conseguir boleta para verlo en el Pascual Guerrero en el partido definitivo ante Junior y la gran mayoría que se quedó en sus casas para enviarle desde allí la mejor energía.


Orgullosos llegaron desde países como Estados Unidos, Italia, España, Brasil, Argentina, así como de ciudades como Bucaramanga, Bogotá, Ibagué, Medellín, Montería, Manizales, Pasto y Pereira, mostrando los tiquetes como un preciado trofeo.

Mucho se habló de la experiencia de Junior para disputar los partidos de final en condición de visitante, especialmente por parte de ‘Teo’ Gutiérrez y Sebastián Viera. Pero no contaban que el Pascual Guerrero en esta clase de definiciones es una caldera que hierve a más de 400 grados centígrados, incómoda para cualquiera.

Desde el momento en que se llenaron las graderías la fiesta fue total, no había nada de color distinto al rojo. Cuando Junior salió a calentar se escuchó un silbido generalizado, pero cuando lo hizo el elenco escarlata los aplausos no cesaron.


También hubo susto y caras largas cuando Teofilo remató muy cerca del horizontal. Uffff, se escuchó el lamento en los cuatro puntos cardinales.
Duván Vergara desequilibró por la izquierda, como siempre lo hizo por la izquierda durante este campeonato, metió el centro que cabeceó Michael Rangel y el balón dio en la espalda de Sebastián Viera para besar la malla, con el aliento de 38.000 almas. Golazo y el estalló la euforia reprimida durante 11 años.

Alexandre Guimaraes, que como cábala repitió su camisa estilo guayabera gris clara, levantó los brazos y el público lo premió.
Los aplausos volvieron a aparecer con más fuerza y el estribillo “Volpi, Volpi”, cuando el arquero brasileño salvó providencialmente ante los guayos de ‘Teo’ Gutiérrez. Era el empate ‘tiburón’.


Pero las emociones no pararon allí. Otra vez Vergara se hizo presente a los 34, vio que Edwin Velasco se corría por la izquierda, le filtró el balón y éste le sirvió a Sierra, que con derecha derrotó a Viera.

“América, América, América”, iba subiendo el tono y el eco bajaba a corrientazos desde el segundo piso de Occidental y Oriental, así como desde las superiores de Norte y Sur.

Pero a los 39 se presentó una acción polémica que terminó en el descuento del Junior y la revisión del VAR, cuando Germán Mera estaba adelantado y aparte le cometió falta a Volpi. La jugada quedó anulada y de nuevo la alegría embargó a los aficionados.

América Junior

América fue campeón de la Liga y derrotó a Junior por 2-0. Celebró luego de 11 años sin conocer un título.

Foto: EFE

América Junior

América fue campeón de la Liga y derrotó a Junior por 2-0. Celebró luego de 11 años sin conocer un título.

Foto: Juan Pablo Rueda / CEET

América campeón

América campeón

Foto: Juan Pablo Rueda

América de Cali

América de Cali, campeón

Foto: Marco Garcés

América de Cali

América campeón

Foto: Juan Pablo Rueda


Después de 15 minutos de descanso volvieron los equipos a la cancha, con un Junior que comenzó produciendo pánico en la defensa roja y lógicamente en las tribunas. No obstante, las situaciones fueron resueltas por la defensa y otra vez se escuchó: “América, América, América…”

Nadie se quería sentar en los últimos 5 minutos, ante la inminencia de una nueva vuelta olímpica. Vergara tuvo la última a los 89 con un remate elevado sobre el travesaño y las luces rojas se encendieron en cada una de las localidades y el humo blanco inundaba la cancha.

Carrascal salió para darle paso a Pedro Franco y lo despidieron con honores. Fue un título merecido por lo hecho en Barranquilla y refrendado en Cali, donde fue superior a su rival en todo sentido. “Campeón, América campeón, campeón, América campeón”, y ya las gargantas no aguantaban más.

Una vez Wílmar Roldán decretó el final del partido la locura fue total. Alexandre Guimaraes se fundió en la celebración con el presidente Ricardo ‘Gato’ Pérez y los jugadores corrían sin freno hacia las mallas repletas de aficionados. En las graderías, unos y otros se abrazaban, sin importar que no se conocía. Pero qué importaba, estaban identificados por la misma pasión. Esa llamada América de Cali.


Marco Antonio Garcés
Corresponsal Futbolred Cali
En twitter: @marquitosgarces

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • LIGA BETPLAY
  • FúTBOL FEMENINO
  • SELECCIóN COLOMBIA
  • TORNEO BETPLAY