No es solo James: los 'ilustres desterrados' por Zidane en Real Madrid

No es solo James: los 'ilustres desterrados' por Zidane en Real Madrid

El francés llegó para ganarlo todo, pero tomó decisiones y no siempre fueron felices o justas.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
James Zidane

James y Zidane

Foto: EFE

02 de julio 2020 , 06:17 a.m.

No se discute la espectacular hoja de vida, la lista enorme de méritos, la influencia de Zinedine Zidane en una de las mejores versiones de Real Madrid en décadas.

La nueva máquina blanca tiene todo que ver con su forma de entender el fútbol y con una autoridad que, sin aspavientos, se siente en cada una de sus decisiones, por muy polémicas que sean.

En su lista siempre hay un Benzema, un Isco, un Asensio e inclusive un Lucas Vásquez que está por confianza del DT, más allá de cualquier consideración. Pero con esa misma firmeza, hay también una lista paralela de jugadores que no llegaron nunca a ser dignos de una apuesta de su entrenador, incluso cuando pudieron influir para el bien en el equipo. Algunos se fueron con rencor, otros ni llegaron a la oficina del francés y algunos más decididamente apuntaron a él como el causante de sus tristezas. Pasó con James, pero no es el único caso.

Repasamos historias no tan felices del muy feliz paso de Zidane por la casa blanca: 

James Rodríguez, la zurda innecesaria

"¿Por qué no juego? Es una buena pregunta, también lo quisiera saber yo”, lamentaba James en declaraciones a GolCaracol. “Cuando ganas títulos importantes con jugadores en los que has confiado y cuando tienes la base, es difícil cambiar”, justificaba, pero igual reclamaba su falta de minutos: “para un jugador es complicado mostrar sus capacidades”.

No es una realidad que desconozca el colombiano, solo que esta vez le gana el hartazgo. Hará lo que le permitan para ayudar al Madrid, porque no siente hacer otra cosa, pero su ciclo vestido de blanco ha terminado. Aunque Zidane se mostrado comprensivo y ha dicho que ese arranque de honestidad no le molesta "porque ha dicho la verdad", ambos saben que el divorcio es inminente.

Dani Ceballos, ¿otro ataque de sinceridad?

"En el futuro el dueño soy yo de dónde voy a jugar el año que viene", anunció un desafiante Dani Ceballos en ‘El Larguero’. “El año que viene quiero sentirme importante, jugar y difícilmente lo podría hacer en el Madrid con la temporada que está haciendo”.

Igual que James, no entiende que, a sus 23 años, no tenga cabida y vea que el DT ha llegado incluso a probar jugadores en distintas posiciones, negándole una oportunidad. Está cedido en Arsenal y se habla de su regreso, pero sabe que con Zidane su destino será el banquillo y eso va en contra de su meta de jugar la Eurocopa 2021 y ser importante. Lo que valora es la honestidad del francés:  "Zidane siempre ha sido claro conmigo. Nunca me ha vendido una moto. No os voy a decir lo que me ha dicho porque es privado, pero en su primera etapa y en esta ha sido muy claro", dijo. ¿Lectura? Está lejos de volver al Madrid.

Marcos Llorente, el espejo que perjudicó a James

No tienen nada que ver un jugador y otro pero acabaron vinculados: ambos fueron descartados por el Real Madrid y llamaron la atención del Atlético, pero solo el primero logró llegar.

Llorente, como James, se cansó de esperar una oportunidad, pero no culpa a nadie: "Zidane no ha sido injusto conmigo. Cada entrenador tiene sus gustos. Hay que aceptar y respetar las decisiones de los entrenadores que tengas", dijo a su llegada al club 'colchonero', que hoy le saca el máximo provecho, tras pagar solamente 30 millones de euros por un jugador de 25 años, con mucha proyección. Por ese caso, el de reforzar al rival de patio con jugadores propios, el Madrid le habría cerrado a James las puertas del Wanda Metropolitano hace un año.

El adiós de Morata 

Álvaro Morata es un caso particular, pues contaba mucho para Zidane pero su delantero titular era Benzema. “Zidane quería que me quedara en el Real Madrid, yo era feliz en Madrid pero no quería quedarme para ser suplente. Llega un momento en el que necesitas jugar, crecer y abandonar la zona de confort. No quiero eso. Soy ambicioso y tengo hambre de éxito", dijo el delantero al llegar a Chelsea.

Hoy, con la camiseta del Atlético de Madrid, el rival de patio, tiene esa misma falta de protagonismo, pero con la segura salida de Costa su historia puede cambiar. Morata marcó siempre que le dieron opciones. Pero la apuesta de Zidane era otra. Nada que hacer.

Borja Mayoral y Zidane, ni para la despedida

Borja Mayoral fue cedido a Levante, aunque a sus 23 años algo más pudo hacer por el Real Madrid, más cuando parecía que el DT lo apoyaría en sus inicios. La realidad parece ser otra_ "No llegué a hablar con Zidane, hablé con el club y me dejaron mi espacio para tomar decisiones... Ya dije que este año iba a marcar más goles (...) He venido aquí porque sé que voy a estar bien (...) Ahora no pienso en volver al Real Madrid", aseguró.

Theo Hernández, lección aprendida

El caso de Theo Hernandez, de 22 años y hoy ofreciendo su mejor versión en el Milán, fue más un aprendizaje personal que un lío con el DT francés: "Recibí muchos insultos y críticas. Hice algunas tonterías, pero maduré mucho como persona", afirmó. No rindió ni a las órdenes de Zidane ni en su cesión en la Real Sociedad, pero ahora su historia lejos de la casa blanca es más feliz.

Kovacic, directo al francés

Mateo Kovacic no se guardó nada con Zidane cuando logró ir cedido al Chelsea, que acabó quedándose con él: "Pensé que me podía haber dado una oportunidad en la tercera final... Esa fue la razón principal de mi insatisfacción, pero así es el fútbol", dijo.

Ya vestido de azul, de nuevo apuntó: "Fue importante después de tres años sin minutos entrar en un equipo que me ha querido, como su entrenador, que ha demostrado confiar en mí", dijo sobre Sarri. No será políticamente correcto, pero suena sincero el croata.

Martin Odegaard, ¿sin regreso?

Suena casi a diario para regresar al Real Madrid tras su cesión a la Real Sociedad, pues con 21 años debería ser el recambio, pero él no parece pensar en esa opción, al menos mientras Zidane sea el DT.
 
“Tener a Zidane como mi entrenador fue hermoso, pero no fue bueno para mi confianza. Yo tuve la oportunidad de unirme a varios clubes en el inicio de mi carrera, pero Real Madrid siempre fue mi sueño. Son el club más grande en el mundo y fue mi mejor opción”, dijo.

El interminable lío de Gareth Bale
 
Gareth Bale, el golfista, ha pasado de ser la ilusión en la era post-Cristiano, a una auténtica piedra en el zapato, especialmente para Zidane. Su agente, Jonathan Barnett, pasó del "Zidane nunca ha dicho nada malo sobre Gareth Bale, pero la prensa sigue inventando cosas” al "(Zidane) es una desgracia. No muestra respeto por un jugador que ha hecho tanto por el Real Madrid".

Su salida en 2019 se frustró porque no quiso ir a China ni por todos los millones del mundo, y resulta que en la era moderna, no hay manera de obligarlo. "No es nada personal. No tengo nada en contra de Bale, pero tomo decisiones. Llega un momento en el que hay que cambiar. Y es bueno para todos su salida", decía Zidane en una rueda de prensa que marcó el quiebre de su relación con el galés. El fin del amor de parte y parte, pero el lío de un divorcio costoso. Y mientras tanto, ambos condenados a compartir la casa.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • COLOMBIANOS EN EL EXTERIOR
  • SELECCIóN COLOMBIA
  • LIGA DE ESPAñA
  • CHAMPIONS LEAGUE

En la jugada

  • Más reciente
  • Más leído