Espejos por oro
Apuestas Futbolred

Espejos por oro

Opinión de Julián Capera sobre el técnico extranjero en Selección Colombia antes que el nacional. 

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Julián Capera

Julián Capera

Foto: Archivo particular

En esta noticia

17 de junio 2022 , 09:40 a. m.

Estadio Ahmed bin Ali de Al-Rayyan. Noventa y tres minutos en el reloj y el bombardeo no cesa. Sail, el portero neozelandés abandonó su arco y es ya un jugador de campo lanzando proyectiles al campamento de Keylor Navas que apela a sus puños antibalas para repeler un misil tras otro y sostener la ilusión de todo un país. Del otro lado de la línea, con sus brazos extendidos y una expresión impávida en su rostro que no traduce la angustia que lleva adentro, hay uno de los nuestros.

La noche del martes Luis Fernando Suárez (Medellín, Antioquia) se convirtió en el primer director técnico colombiano que logra clasificar a tres selecciones extranjeras a Copas del Mundo: Ecuador en 2006, Honduras en 2014 y Costa Rica en la edición que se disputará en cinco meses en Catar. Un registro que lo sienta en la mesa de entrenadores de la talla de Guus Hiddink, por ejemplo. Sin embargo, tal valoración no parece hacerse en su país natal. Tal vez si su apellido fuera más difícil de pronunciar o usara remeras en vez de camisetas se le daría la trascendencia que merece.

Al día siguiente Hernán Darío Herrera (Angelópolis, Antioquia), quien fue compañero de Suárez a principios de los ochenta en Atlético Nacional, regresó al equipo paisa a una final de liga después de cuatro años de ausencia. El mismo hombre que apagó un incendio en 2018, consiguió un título de Copa y aún así no fue ratificado en el cargo porque tenían listo un cuerpo técnico extranjero de impecable currículo pero que también se fue de aquí sin ganar nada. Quizá si el ‘Arriero’ alargara más las vocales tónicas o sus ruedas de prensa tuvieran más sonsonete de conferencia y menos de trova lo habrían dejado.

Su rival en la lucha por el título será Hernán Torres (Ibagué, Tolima) quien disputará con Deportes Tolima su quinta final (tercera consecutiva en liga) en los últimos dieciocho meses. Un técnico que sacó campeón a Millonarios tras 24 años de sequía, ascendió al América de Cali después de cinco temporadas en segunda división, conquistó la liga peruana con Melgar y fue subcampeón en Costa Rica con Alajuelense. De pronto si dijera ‘equipa’ en vez de ‘equipo’ o no tuviera ese cantaito que compartimos con Emeterio y Felipe lo considerarían en serio en la Federación Colombiana de Fútbol.

Qué fácil nos dejamos meter espejos por oro. Aquí seguimos sobrevalorando lo que viene de afuera por ese simple hecho y en muchas ocasiones dándole la espalda a lo muy bueno que tenemos aquí. Es cierto que del otro lado de las fronteras hay personas muy valiosas en todos los campos y de las que podemos aprender, pero aquí también las hay y muchas veces se les tacha de la lista por esa básica razón. El nuestro triunfa y le bajamos la caña, el nuestro cae y no lo dejamos levantarse. Nos hablan distinto y se nos escurren las babas. Un problema que no es solo del fútbol, una mentalidad esnobista que nos mete en líos de los que después nos quejamos. A veces somos como el tipo que se lamenta de llegar a fin de mes haciendo maromas, pero se la pasa pidiendo domicilios teniendo mercado en la nevera.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • PREMIER LEAGUE
  • LIGA DE ESPAñA
  • SERIE A
  • BUNDESLIGA