Cúcuta, ejemplo de profesionalismo: sin sueldo pero con cupo en Liga

Cúcuta, ejemplo de profesionalismo: sin sueldo pero con cupo en Liga

El equipo de Guillermo Sanguinetti se metió al grupo de los ocho a pesar de tener todo en contra.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Cúcuta Deportivo vs. Patriotas

Los jugadores del Cúcuta Deportivo celebran el gol de Castro.

Foto: EFRAÍN PATIÑO / CEET

30 de octubre 2019 , 06:20 a.m.

Cúcuta Deportivo está en los cuadrangulares de la Liga II 2019 por mérito exclusivo de sus jugadores. Parece obvio pero, al saber que superaron todos los obstáculos, incluso extradeportivos, al cierre del torneo, no lo es tanto.

El equipo de Norte de Santander hizo público el atraso salaria de dos meses con la plantilla, sin mencionar premios y pagos fraccionados que han sido la constante durante todo el año. Y a pesar de esa situación, los futbolistas se comportaron como profesionales y, de la mano del técnico Guillermo Sanguinetti, ganaron los partidos clave y certificaron, con 32 unidades en 20 partidos, su presencia en la siguiente fase.

¿Cómo lo lograron? Analizamos las virtudes y defectos de un equipo hecho a base de sacrificio:

Fortalezas

1. Un cambio acertado
Uno de los equipos que supo dar un timonazo, a pesar de no tener el agua al cuello, fue el Cúcuta Deportivo. Aunque los resultados no comprometían al equipo al inicio de la Liga II, al mando del argentino Pablo Garabello, la molestia del grupo con su manejo obligó a un cambio que resultó muy benéfico. A tiempo llegó Guillermo Sanguinetti, quien ya había pasado por el club en 2013, y tras su amarga experiencia en Santa Fe encontró la revancha con un discurso de equilibrio y responsabilidad que llegó directo al grupo.

2. Se ganó equilibrio
El primer mérito de la administración de Sanguinetti fue organizar la defensa: encontró un equipo desequilibrado, fuerte a la ofensiva pero débil atrás, que solo tenía 3 partidos sin recibir gol, y de la mano del arquero Chaverra y con el liderazgo de David Achucarro, fue dando vuelta a la tendencia para terminar la ronda todos contra todos con una diferencia de gol de cero. Cerca de 400 faltas cometidas hablan de un equipo recio en la marca, que en la última fecha contra Junior, por ejemplo, sumó su cuarto juego sin encajar goles y puso en evidencia que sabe sufrir, cerrarse y defender un resultado con todas sus armas.

3. El ataque siempre fluyó 
Cúcuta marcó 28 goles en sus 20 juegos (1,4 de promedio) de la primera fase, el cuarto mejor ataque de la Liga II, a 6 tantos del Cali, el de mejor rendimiento. Pero sus números hablan de un equipo con mucho talento creativo: 72,8 por ciento en pases acertados y 68,5 por ciento de éxito en el regate son la mejor descripción.

4. Fortaleza de local
El equipo de Sanguinetti recuperó la fortaleza en casa, en un estadio con masiva asistencia al estadio General Santander: encontró la fórmula para aprovechar el intenso calor y sumó 6 victorias ante su gente, dejando escapar 11 puntos (1 empate, 3 derrotas).

Debilidades

1. Pocas alternativas a su goleador
Uno de los defectos del equipo de la frontera es que tiene pocas estrategias para anotar sin depender de su goleador, Carmelo Valencia. El margen de precisión en el remate es de 44,3 por ciento y el porcentaje de acierto a gol apenas llega a 15,1 por ciento.

2. Nómina corta
Uno de los dolores de cabeza del DT Sanguinetti es que si sobrevienen las lesiones, que a estas alturas del año casi son inevitables, tiene muy pocas herramientas para hacerles frente. No es un mal que solo sufre el Cúcuta, pero sin duda es una preocupación cuando llega el momento de las definiciones

3. Irregular rendimiento de visitante
Uno de los puntos clave, que puso en riesgo la clasificación a los cuadrangulares, fue la gran dificultad de los cucuteños para arañar puntos de visitante. Aunque logró tres victorias fuera del general Santander, la más resonante contra Atlético Nacional en Medellín (2-3), firmó 5 derrotas y solo 2 empates. Sin duda un ítem a mejorar.

4. El peso de los factores extradeportivos
Si bien los últimos 4 puntos que ganó el grupo en las últimas dos jornadas de la Liga, especialmente los 3 contra un cabeza de serie como América (3-1), no pueden tapar una realidad inocultable: hay atrasos en el pago de salarios de al menos dos meses, lejos de ser una situación coyuntural es una constante pagar a destiempo y de manera fraccionada y eso ha hecho que los veteranos tengan que subsidiar a los más jóvenes en sus gastos esenciales, según las recientes denuncias de los jugadores. Cualquier trabajador sabe que su rendimiento baja de manera notable cuando se sufren problemas económicos de esta índole. 

La figura

Sin ninguna duda, el goleador Carmelo Valencia es la figura sobresaliente del Cúcuta. A sus 35 años de edad, retomó su nivel tras un par de años sin los números deseados y ya cuenta con 9 goles en la Liga, los mismos de artilleros como Dinneno y Rangel, de Cali y América, respectivamente. 

Valencia está a solo 3 tantos de Germán Cano, quien ya no está en competencia. ​Su frecuencia de gol es de 144 minutos y registra 1,4  disparos por partido.

COMENTAR
GUARDAR