¿Vuelve fútbol en una sola región? Médicos, entre escepticismo y temor

¿Vuelve fútbol en una sola región? Médicos, entre escepticismo y temor

La opción obligada por la pandemia resolvería unos puntos pero complicaría otros, según expertos.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Liga Águila

Foto: ARCHIVO ETCE

10 de agosto 2020 , 11:50 a.m.

No es una discusión sencilla: hay que volver y debe ser pronto porque la crisis económica no da tregua, pero ¿debe ser a cualquier costo?
El tema ha ido pasando de los directivos, que tienen sus propias preocupaciones, casi todas de tipo logístico, a los médicos, que suman unas sombras importantes a la posibilidad, sugerida por el Gobierno, de reiniciar la competencia en una sola región del país, probablemente el Eje Cafetero.


En un punto están casi todos de acuerdo: si no hay otra alternativa, pues habrá que regresar con las condiciones que permita la pandemia, en medio de los estrictos protocolos que se aplican hoy para los entrenamientos y velando por la seguridad de los protagonistas. Lo que está de por medio es la supervivencia de los clubes. Pero no es sencillo.

Gustavo Portela, médico del Deportivo Cali, analizó en charla con FUTBOLRED la opción del Eje Cafetero: “Comparativamente con otras regiones, el Eje Cafetero tiene los índices más bajos, pero no olvidemos que por densidad poblacional tiene un menor número de habitantes, lo que uno hace la medición es bajo el índice de habitantes, sobre todo esta semana se ha visto afectado los tres departamentos, Caldas, Risaralda y Quindío, puede ser también que el pico epidemiológico de ellos o el momento de la pandemia de ellos sea diferente al de otros departamentos… En el fútbol son inherentes: escenarios de entrenamiento, cantidad de población, el manejo del volumen de deportistas”.

A la misma consulta, Carlos Restrepo, médico del América, consideró que mantener las localías no debería ser una opción descartada: “tiene sus pros y sus contras, lo ideal para mí sería que se jugara en cada uno de los estadios, siempre y cuando se cumpliera con todo el tema de viajes y protocolos. Jugar en una sola zona tendría la ventaja de que si se controlara todo sería más difícil que haya focos de infección, siempre y cuando se controle desde la persona que hace el aseo en las instalaciones hasta la persona que la dirige. Esa es una de las grandes ventajas siempre y cuando se ponga ese control”.

Reducir a un solo sitio en medio de una situación tan inexacta como la evolución es otra preocupación para el doctor Restrepo: “Eso es muy difícil saberlo de una zona a otra, depende de cuántos contactos se pueden generar en ese momento, uno no sabe de aquí para allá cuánta gente pueda ir a hospedarse para estar cerca de su equipo, usted no puede controlar eso, obviamente muchas personas van a querer ir a apoyar a su equipo y no digamos que van a estar en un hotel, mucha gente tiene familia en el Eje Cafetero y se van a quedar allá. Entrar allá no va a ser difícil, de una forma u otra siempre la gente y los hinchas van a encontrar métodos para tener acceso a esas zonas”-

Y es que no es solo una preocupación en Cali, sino también en Antioquia, como afirma el médico de Independiente Medellín, Édgar Méndez: “No es fácil porque hay que generar mucha logística y según los expertos no ha llegado el pico a esa región. No me comprometo porque para eso hay expertos analizando el tema, pero hay que partir de la base que hay que llevar 20 equipos, 20 delegaciones y concentrarlos tres meses, eso implica mucho control. Hay que ser medidos con lo que se dice porque estamos hablando de salud y vidas, nosotros como club estamos prestos a lo que se diga pero debemos analizar todos qué es lo mejor”.

Ese punto de resignación a tener que obedecer al fin las órdenes, también toca al médico Rafael Montaña, de Santa Fe, quien en todo caso es optimista sobre la concentración de los jugadores: “Cualquier propuesta me parece arriesgada, más por la situación actual del país en cuanto a la pandemia; sin embargo, tratando de que esto se lleve a cabo yo creo que hacer el torneo en una sola región es la mejor opción, tratando de limitar los viajes y desplazamientos y estando concentrados… La cuestión podría estar en el tema logístico, hoteles, estadios y laboratorios para hacer controles”.

La infraestructura, un punto a favor


Si hay algo que tranquiliza a los responsables médicos de los clubes es que, en una zona como el Eje Cafetero, hay posibilidad de hacer entrenamientos en condiciones óptimas. La experiencia de torneos anteriores lo confirma, pero otro reto será movilizar a 20 equipos, con sus delegaciones, por cuatro ciudades.

“El Eje Cafetero está acostumbrado porque allí el Preolímpico, el Suramericano Sub 20, pero hay cosas que hay que analizar en su momento como sitios de entrenamiento, la logística para 20 equipos en este caso, la ventaja que tiene es las distancias, que son muy cortas… Armenia es una ciudad que tiene varios campos, pero hay que asegurarnos que estén en buen estado, que sean óptimas para entrenamiento, la situación de las canchas que las presten, que en momentos de lluvia puedan utilizarse, son muchos factores”, explicó el doctor Portela.

Y aparecen de nuevo las dudas: “Hay que mirar también la calidad de las canchas, la resistencia, porque puede que haya pocas, pero si son de muy buena capacidad y pueden aguantar todo el embalaje de los entrenamientos de los equipos, podría darse. Pero hay que mirar, por ejemplo, en zonas campestres, en hostales y sitios de recreación, la ventaja del Eje Cafetero es que es una zona muy fértil, entonces en ese sentido hay que mirar las canchas de esos hostales, puede que tengan terrenos verdes amplios que puedan optimizarse para un entrenamiento, no necesariamente tiene que ser una cancha como tal, pero si tiene las dimensiones no es sino que se hagan las estructuras, los arcos y que se delimiten en la forma adecuada para que haya una buena práctica, habría que mirar eso, no pensar en los que ya existen sino en los posibles campos de entrenamientos que se puedan dar”, mencionó el doctor Restrepo.

Sanos pero susceptibles: ¿Y el efecto encierro?


Lo bueno de pensar en las opciones de concentración de al menos tres meses, es que se está hablando de deportistas profesionales acostumbrados a estar encerrados con sus compañeros por semanas. Además, por esa condición atlética, es una población generalmente sana.

“Hay que tener en cuenta es que como estamos en alta competencia, a nivel mundial en los casos que ha habido de covid-19 ¿cuántos deportistas han muerto de eso’. Por algo será, a eso se le llama juventud. Generalmente la mayoría de los equipos hacen unos estudios biomédicos antes de contratar un deportista, por lo general, el 99.5% de los casos, si no es más, los pacientes están en óptimas condiciones. ¿Cuántos casos de muerte súbita se escuchan en una década?, somos una población sana… que se enferma, sí, le puedo asegurar que hay muchos futbolistas que les dio el covid y ni cuenta se dieron, no tanto asintomático, llegó, tienen las defensas, y ni cuenta se dieron que ya habían tenido el covid-19. Imagínese estos muchachos se preparan todos los días, todo el año, para un torneo”, reflexionó el doctor Restrepo.

Sin embargo, Nefer Castro, médico de Fortaleza, advierte sobre un punto que puede ser complejo: “Las concentraciones tan largas, así como pueden fortalecer lazos, también pueden generar conflictos, ver la misma gente todo el tiempo crea problemas, enfermedades mentales, depresión, ansiedad y eso impacta el rendimiento deportivo y el espectáculo puede verse afectado. La convivencia puede ser tóxica”, afirma.
Para él se trata claramente de un plan diseñado para equipos con músculo financiera como los de la Primera A, pues en la B los problemas de la concentración serían casi insalvables: “

“Esta pandemia ha afectado a muchos equipos. En la B, si ya había dificultades con pagos de salarios, se hará más complejo si se suman gastos de hoteles de tres meses para el plantel, comidas, lavado de ropa, la logística que sale muy costosa. Yo, por ejemplo, tengo otros trabajos, un hijo pequeño, no veo viable irme por tantos meses”.

Su preocupación es que la quiebra, que ya es una amenaza, se cobre alguna víctima: “Hay riesgos de quiebra si se invierte demasiado en este torneo y en el siguiente no haya fondos, puede pasar en la B que los jugadores buenos se vayan por los retrasos en pagos y el torneo pierda calidad”.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • LIGA BETPLAY
  • SELECCIóN COLOMBIA
  • FúTBOL FEMENINO
  • TORNEO BETPLAY