Los apagones en el Pascual: ¿un lío sin solución para América de Cali?

Los apagones en el Pascual: ¿un lío sin solución para América de Cali?

Se requiere millonaria inversión que por ahora no se haría. Alcaldía invertirá en algunos ajustes.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Pascual Guerrero

Estadio Pascual Guerrero

Foto: Marco Garcés

26 de julio 2019 , 06:14 p.m.

Cali, y específicamente el Estadio Pascual Guerrero, es una de las tres sedes preasignadas para la Copa América 2020. Sin embargo, situaciones como los constantes apagones en los alrededores del barrio San Fernando, que perjudican el desarrollo de compromisos en el escenario, son temas que preocupan de cara al cumplimiento con el certamen continental.


El partido del pasado jueves entre América y Patriotas por la tercera fecha de la Liga Águila II-2019 no fue la excepción, y hubo que esperar 8 minutos para que se reanudara el segundo tiempo, luego de que cayera una fuerte llovizna en el previo. En otras ocasiones se ha doblado ese tiempo, como ocurrió en el cotejo de Liga ante el Tolima, el 1 de febrero del presente año, después del cual se quejó el técnico visitante, Alberto Gamero.

Normalmente esas interrupciones han estado asociadas a fuertes aguaceros y descargas eléctricas en sectores aledaños, pero han terminado afectando al fútbol profesional.

La solución definitiva podría estar en la instalación de luminarias LED, que funcionan con más rapidez cuando ocurre un cortocircuito, pero su costo supera los $2.500 millones, cifra impensable en este momento.


Por ello, con miras a adecuar el emblemático escenario, el secretaria de Deporte y Recreación del municipio, Francisco Sandoval Baffoni, anunció recientemente una inversión cercana a los $1.000 millones para mejorar no solo el sistema eléctrico de la iluminación, que consistiría en hacer la renovación de los bombillos halide, cuyo sistema es obsoleto, sino también los aires acondicionados, sistemas de bombeo, gramilla, ascensores, circuito cerrado de TV, camerinos, VIP, sillas y la sala de prensa, entre otros.

Según los estimativos, las obras iniciarían en agosto y se realizarían durante dos meses, sin que obstruya el desarrollo de otras actividades.
La última transformación importante que tuvo el Pascual Guerrero se dio para el Mundial Sub 20 de 2011, cuando Cali albergó los juegos del Grupo B (Portugal, Nueva Zelanda, Camerún y Uruguay) y otros de intergrupos.


Marco Antonio Garcés

Corresponsal Futbolred Cali
En twitter: @marquitosgarces

COMENTAR
GUARDAR

TEMAS RELACIONADOS/

América de Cali