'Nuestro mayor orgullo fue cambiar el fútbol colombiano': Jaime Arango

'Nuestro mayor orgullo fue cambiar el fútbol colombiano': Jaime Arango

Un grupo de amigos se unió para lograr un objetivo, así lo ve ‘Jimmy’ a 30 años de la Libertadores.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Jimmy Arango

El exfutbolista hizo parte de la vieja gloria en Nacional.

Foto: Juan Camilo Álvarez/FUTBOLRED

31 de mayo 2019 , 06:57 a.m.

Fueron 670 minutos disputados y un gol en el que Jaime Arango estuvo presente en la historia de un equipo que le apostó a un proceso con jugadores colombianos, que fueron amigos donde lograron el cariño de la gente, algo que valoran más allá de ser parte del primer campeonato logrado por un equipo del pacífico suramericano. “Nuestro mayor orgullo fue que cambiamos el fútbol en Colombia”, expresó ‘Jimmy’, quien actualmente trabaja como formador en las categorías sub 15 y sub 17 de Atlético Nacional.

En este repaso por la historia de la Copa Libertadores de 1989, Jaime afirmó que esas ediciones eran más difíciles, puesto que “eran torneos donde sólo estaban los campeones y subcampeones de cada país. Nosotros llegamos a esa Copa por ser segundos. Jugábamos martes y jueves, además, compartíamos el grupo con dos equipos ecuatorianos muy buenos, no era como ahora que hay que viajar mucho, en una semana, fuimos a Ecuador y jugamos contra Emelec y Deportivo Quito, dos equipos muy duros”.

Y es que cada vez los rivales aumentaban la exigencia de la Copa, en octavos contra Racing que tenía a Ubaldo Fillol y el genial Rubén Paz, luego en cuartos contra Millonarios que tenía un equipo que mandó en Colombia por varios años, en semifinales estaba Danubio, la academia del fútbol uruguayo y en la gran final Olimpia de Paraguay, un equipo que desafió a los argentinos, brasileños y uruguayos, era la base del combinado ‘guaraní’. “Nosotros nos concentramos para jugar esta Copa seis meses antes, no había las distracciones de ahora, estábamos enfocados en cada partido”, señaló Arango, quien se siente feliz de haber sido parte de este proceso con los ‘puros criollos’.

Para ‘Jimmy’, la serie contra Millonarios fue algo más que especial, “fueron de las pocas veces que les pudimos ganar, era un gran equipo. Descubrimos que la manera que podíamos superarlos era estar muy concentrados, a ellos les gustaba calentar los juegos antes, hablando, nosotros decidimos contestarles en la cancha”, destacó.

Llega Danubio y ese partido en el Atanasio donde ganaron por 6-0, tras el empate sin goles en la ida, fue para Arango uno de los mejores partidos en su carrera. “Esos ‘manes’ tuvieron la mala suerte de haberse encontrado con nosotros inspirados, el ‘palomo’ (Albeiro Usuriaga) hizo cuatro goles, de los cuales yo le puse 3, ese día cumplí lo que ‘Pacho’ (Maturana) me encomendó, al final del partido me felicitó”, expresó.

El ‘18’ verdolaga, manifestó que, en la serie final contra Olimpia de Paraguay, el partido de Asunción lo jugaron con mucha ansiedad y por eso se fueron derrotados. “Éramos un grupo que estábamos viviendo un sueño, teníamos miedo, pero seguíamos adelante. Recuerdo que René (Higuita) nos dijo en Asunción, “en Colombia lo ganamos” y así fue, estábamos convencidos en dejarlo todo”, remarcó.

Llegando a ese momento del 31 de mayo de 1989, Arango aseguró que ellos tuvieron la oportunidad de elegir la sede. “Nosotros escogimos Bogotá por el tema de la altura, jugar allá nos agrandó el ego, llegar allá fue muy bonito. La despedida de Medellín fue emotiva, pero cuando llegamos a Bogotá, caían los papelitos de los edificios, la gente salió a las calles, es que sólo he visto eso cuando vino el Papa (Francisco). Toda Colombia nos apoyaba”, comentó.

Y la frase del ‘loco’ Higuita se hizo realidad, Nacional conquistó la primera Copa Libertadores para un equipo colombiano, tras tantos intentos, un equipo del pacífico escribió su propia historia. “Pasaron muchos años para caer lo que logramos, ese día estábamos muy felices, ganamos una Copa, unas medallas y dimos una vuelta olímpica, pero al final lo que más nos queda es la gente, su cariño, su admiración y lo que dejamos para el fútbol colombiano”, indicó Arango.

‘Jimmy’ se confesó, no entendió ni le pidió explicaciones al técnico Maturana cuando lo sacó frente a Olimpia. “Es la hora que yo no sé porque me sacó, igual nunca le pregunté, el tuvo sus razones y terminamos siendo campeones. ‘Pacho’ es una persona que para mí es más que un papá, lo admiro mucho”.

Recordando a esos compañeros, con algunos todavía hablan, se escriben y se ven cuando queda tiempo. Con los que ya no están como Andrés Escobar, al recordarlo, el brillo en sus ojos va al compás de un largo sorbo en su pocillo de café. “Andrés (Escobar) era una persona muy noble, todos lo queríamos. Era una persona que donde fuera, la gente le demostraba su cariño y él a ellos”, expresó.

Trabajando con los jóvenes de la sub 15 y la sub 17 de Nacional, les enseña y les inculca todo lo que aprendió cuando fue jugador y cómo fue ‘obrero’ en la construcción de un proceso que revolucionó al fútbol colombiano. “Ahora hay muchas distracciones, los jóvenes no aspiran a quedarse en Nacional para hacer historia, piensan en irse rápido a Europa, sus ejemplos son James, Faustino Asprilla y muchos más que han triunfado allá, nos queda muy poco tiempo para disfrutarlos acá. Deben pensar más en el fútbol, prepararse más”, señaló.

Finalmente, Jaime Arango recordó que el equipo de Reinaldo Rueda en el 2016 fue el último equipo de Nacional que disfrutó, “fue la última vez que fui al estadio. Era un equipo que me gustaba ver, una lástima que en seis meses se desarmó, ese equipo era para que ahora apenas se desarmara. Nosotros (1989) nos demoramos entre 6 y 7 años para que se desarmara, eran otros tiempos”, concluyó.

Juan Camilo Álvarez Serrano
Corresponsal FUTBOLRED
Medellín

COMENTAR
GUARDAR

TEMAS RELACIONADOS/

atletico nacional