Falcao en 2018: debut y gol mundialista pero un infierno en Mónaco

Falcao en 2018: debut y gol mundialista pero un infierno en Mónaco

'El Tigre' supo refugiarse en la Selección Colombia en un año emotivo pero que termina en el caos.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Falcao

El 'Tigre' marcó su primer gol en un Mundial.

Foto: AFP

27 de diciembre 2018 , 08:20 a.m.

Radamel Falcao García termina un 2018 que le dio la felicidad de cumplir un sueño de infancia pero que termina para él en plena incertidumbre.

El 2018 no era el ideal pero estaba bien en el Mónaco:  siendo el capitán y referente, en diez partidos en el semestre sumaba 3 tantos, su equipo era segundo de Francia en la temporada 2017-2018 y el cupo en Champions estaba a salvo. PSG era campeón y estaba a años luz, pero en semejante danza de millones eso era de esperarse.

Y es que 'El Tigre' empezó este año con una meta, casi una obsesión, entre ceja y ceja: jugar el primer Mundial de su carrera. Más allá de un par de molestias musculares llegó a la cita de su vida puntual y en plenitud de condiciones.

En su libro de fechas inolvidables está el 19 de junio, cuando estuvo en el once titular en la derrota del debut 1-2 contra Japón. Agridulce día, sin duda, pero después de haber sido el héroe de la clasificación a Brasil 2014 y haberse perdido el derecho de jugar el torneo por culpa de una lesión de ligamento cruzado, vale la pena conservar el recuerdo.

Sin embargo el día feliz, el suyo y el de todo el país, fue el 24 de junio, en el Kazan Arena, contra Polonia (3-0), el día de aquel inolvidable grito: 'El Tigre Falcaooooo'

thumbnail text
Falcao
Gol de Colombia contra Polonia

Vendría el duelo contra Senegal (1-0) y los octavos de final contra Inglaterra en la tristemente recordada tanda de penaltis que cortó el envión al que debía ser, de su mano, la mejor figuración de Colombia en la historia de los mundiales.

Era, en todo caso, un aviso del mal final de año que vendría: los resultados le darían la espalda, el mal inicio de la temporada 2018-2019, la eliminación prematura de la Champions League y la amenaza del descenso se cobrarían la cabeza de Leonardo Jardim en la dirección técnica y aterrizaría Thierry Henry en un ambiente pleno de admiración y optimismo.  

El entusiasmo aún no se refleja en resultados: Mónaco sigue en zona de descenso y la realidad de un equipo desmantelado tras la semifinal de Champions en la anterior temporada, la venta de Mbappé y de todos los referentes de aquella nómina de ensueño, empezó a pasar factura.


Los rumores sobre la salida de Falcao del Principado son pan de cada día y van de China la MLS; del Real Madrid al Milán y, al final, de la preocupación a la incertidumbre para el gran referente, el capitán, el que queda en el barco cuando parece hundirse.

COMENTAR
GUARDAR

TEMAS RELACIONADOS/

falcao