Equipo que gana no se toca: ¿cómo encajaría James en Everton ganador?

Equipo que gana no se toca: ¿cómo encajaría James en Everton ganador?

El colombiano ha dado ventaja por su problema físico y ya son dos victorias sin él.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
James Rodríguez

James Rodríguez

Foto: Tomado de Twittter @everton

16 de diciembre 2020 , 10:00 p. m.

Pros: Everton ha vuelto a ganar, lo ha hecho contra dos potencias de la Premier League, sumó su segundo duelo sin encajar goles, lució equilibrado otra vez, efectivo en ataque, serio. Contras: equipo que gana no se toca y eso significa que James, ausente por lesión, podría perder su rango de indiscutible.

La realidad es elocuente: son dos victorias contra dos candidatos al título como Chelsea y Leicester (1-0 y 0-2) después de un bache de cinco partidos sin ganar, varios de los cuales tuvieron al colombino como eje del ataque. ¿Por qué habría que cambiar? ¿Solo por abrir un espacio para el zurdo? A la luz del resultado, no parece probable. Pero juegan otras consideraciones.

Lo primero será decir que el nuevo modelo, que algunos califican como ultradefensivo, es en realidad muy equilibrado. Regresar a los cuatro hombres del fondo, improvisando centrales de laterales, y apostar por un medio campo que cumple primera la tarea de marcar y luego sí la de salir, han sido la clave de lo que muchos califican como el gran progreso de Ancelotti: "lo mejor de todo, han acumulado sucesivas porterías a cero, que durante un tiempo de esta campaña pareció superar a Ancelotti. Parece ser un progreso para todo el año".

Lo segundo es reconocer que la base de toda la recuperación es que, desde el ataque hasta el portero (que contra Leicester fue Olsen, contra Chelsea Pickfod), hay una vocación de sacrificio que raya en lo conmovedor. 

"Everton ha salido de partidos con Chelsea y Leicester con la portería a cero, con un nivel y un tipo de actuación que genera confianza y convicción en que Ancelotti se está acostumbrando a esta plantilla. Que él puede, algún día, cumplir su promesa. No tiene una plantilla perfecta. Tiene deficiencias y todavía le falta equilibrio. También es una plantilla privada de algunos jugadores clave (Digne, Coleman, James y ahora Allan) pero el técnico y los que están a su disposición, han encontrado la manera", afirma el diario Liverpool Echo.


Cada calificación, cada mérito que se reconoce en cada jugador parte de cuánto se esfuerza para taponar los espacios de los que pueda disponer el adversario, lo que necesariamente remite a la crítica de Gabby Agbonlahor en Talk Sports: "No está ofreciendo al equipo tanto como debería, y si Everton tuviera más jugadores de calidad en el banquillo, estoy seguro de que James no sería titular".

A la luz de los resultados parece que sí los tiene y, lo más preocupante, están aprovechando los problemas físicos del colombiano para dar resultados notables en un trabajo que al zurdo no le fluye, le sale mal cuando lo intenta y ha sido su gran lunar en España y en Inglaterra en los últimos años.

Y ahí está el punto clave, se le ilumina ahora el carril que debe tomar si quiere volver a engancharse en el tren ganador del Everton: no puede creerse tan al pie de la letra la historia de Ancelotti de que no fue fichado para hacer trabajos defensivos, porque simplemente no podrá adaptarse a la Premier League si no lo hace. No importa el nombre ni la condición, en el fútbol inglés se sufre del minuto uno al 90 y se corre sin parar, se suda igual el overol que el esmoquin, se pelea la titular día a día con sacrificio, no hay opción de aburguesarse. 

Hay que aprovechar la confianza total del DT pero aportarle eso que ya ganó con esta nómina improvisada pero profundamente efectiva: disciplina. Everton ha sido capaz de levantar la cabeza contra dos pesos pesados de la Premier porque supo implementar un plan de juego con madures, sin cometer errores de principiantes, defendiendo con organización, recuperando la pelota con agresividad y exigiéndose a fondo en lo físico, al punto de hacer palidecer con capacidad atlética a los jovencitos de Chelsea y los tan veloces atacantes del Leicester.

El siguiente reto es el Arsenal, este sábado. Se supone que James ha vuelto a entrenar en la semana en condiciones normales, aunque Ancelotti haya dicho que irá con el "día a día". Cada minuto es definitivo para la puesta a punto si no quiere perderse el tren. Ya Sigurdsson alertó, con gol y asistencia, que está listo para aprovechar la más mínima ventaja. Como siempre, todo depende de James.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • COLOMBIANOS EN EL EXTERIOR
  • COPA LIBERTADORES
  • SELECCIóN COLOMBIA
  • LIGA DE ESPAñA