Tres ajustes en Millonarios para corregir el rumbo: hora de espabilar

El DT Gamero reconoció que hay 'tristeza y desazón' en un vestuario que necesita toques de atención.

Millonarios, Liga Betplay 2022

Millonarios, Liga Betplay 2022

Foto: Néstor Gómez

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
07 de octubre 2022 , 06:17 a. m.

Esta vez no hay un tercero a quien culpar: la directiva puso un vuelo charter para traer a dos de sus titulares de California a Barranquilla, la afición ha sido impecable poniendo plata y presencia en El Campín y la nómina, salvo un par de excepciones, ha estado disponible en mayor medida que en otras temporadas en Millonarios.

Esta vez, como bien reconocía David Macalister Silva tras la "horrible noche" de la derrota 3-2 en el último clásico, son los que van a la cancha los que deben responder por una crisis de resultados manifiesta: 4 derrotas, dos empates y una sola victoria en los últimos 7 partidos disputados. 

"Estamos avergonzados con nuestra afición, cuerpo técnico y directivos. Somos los jugadores los responsables de esta horrible noche. No supimos mantener el resultados y no pudimos ni reaccionar a los goles tan rápidos que nos hicieron. Los goles vienen de pérdidas nuestras. Es evidente que tenemos que mirar qué pasa, somos nosotros lo que estamos en cancha y los únicos responsables", decía el capitán azul tras una remontada cardenal que resulta inexcusable, porque fue el azul el que le dio vida a un rival dominado al que le sobró el arrojo que le falto al equipo de Gamero.


¿Qué hacer? Millonarios no necesita el escarnio público para corregir sus fallas, pero sí una alta dosis de autocrítica y de responsabilidad para que, como dicen los hinchas, sea este un momento ideal para un bajón y una pálida temprana como la que ya se pagó con finales perdidas y decepciones en temporadas anteriores.

Toque de atención

Un primer paso lo dio Silva en el propio estadio El Campín, aceptando que los goles que más han dolido son por errores propios: "el gol con América es un mal rechazo nuestro. El gol de con La Equidad viene de una mala entrega y nos cogen desarmados, mientras el equipo está bien parado no pasa. Hoy (vs Santa Fe) los goles fueron muy rápido y no tuvimos respuesta".

El 'toque de atención' del técnico Gamero a estas alturas es urgente: excesos de confianza como los de Montero, Vargas, Pereira y demás no se pueden permitir. El DT probó valentía en el pasado para jugarse por juveniles y si ahora, que está a solo tres puntos y con un partido menos de la clasificación, no es mal mensaje sentar a los que están fallando y hacerles ver que la meritocracia es norma.

En ese toque de atención también puede incluirse el cuerpo técnico, que ha sido lento para reaccionar cuando la realidad es apabullante, que ha llevado al límite a una nómina corta y que debe hallar alternativas ya si quiere coronar su buen juego con títulos. 

Recuperar la solidez en el medio

Es verdad que la lesión de Larry Vásquez ha sido inoportuna, crítica si se quiere. Y es que en el medio hay otra baja sensible que es Stiven Vega, un detalle no menor. Pero aún en su ausencia, Pereira y Victoria habían dado muestras, en victorias clave como el 1-0 contra Junior, de ser confiables. El problema es que perdieron intensidad y eso irradió al equipo hacia la defensa y también hacia la delantera; cundió el pánico.

Se nota cuando al frente hay un equipo como Santa Fe que, si bien muestra fallas como las pérdidas de Sánchez, las corrige con él mismo sacando al equipo y metiendo un pase a Morelos que sentencia el clásico: en el azul se falla en una tarea y no se corrige en la otra. Eso por no mencionar la falta de chispa para escapar a telarañas como la que le montó La Equidad, a lanzas por las bandas como las que usó Junior en la ida de la Copa Betplay... y así. Si no vuelve Vásquez para el remate de la temporada, los que quedan necesitan esa rebeldía cuando las cosas vienen mal. El error es inevitable y es parte del jeugo, pero no bajar los brazos y entregar un esfuerzo tan grande como el que se había hecho en el clásico.

Volver al gol

Pasa un poco inadvertido cuando Andrés Gómez se inventa unas soluciones como quien saca conejos de los sombreros. Pero es una realidad que los llamados a la definición perdieron el toque en los últimos siete partidos y eso se demuestra en los casos de los Ruiz, Luis Carlos y Daniel. 

El delantero referente no marca desde el 28 de agosto (4-1 contra Cortuluá) y el bogotano, convocado a la selección nacional en un microciclo, lo hizo el 8 de septiembre, pero en el juego mismo ha dejado de ser tan determinante. Millonarios no ha dejado de generar acciones ofensivas porque esa es la consecuencia básica de su estilo, de su manera de entender el juego, pero perdió el punch, la precisión de cara a puerta y hasta las ganas de marcar uno y de una vez apostar por el otro tanto. 

Síguenos en nuestras redes
Comentar
Guardar

Recomendados

  • Premier League
  • Champions League
  • Liga de España
boton left
boton right