Sacrificio, marca y chispazos de magia: balance de James ante Sevilla

Sacrificio, marca y chispazos de magia: balance de James ante Sevilla

El colombiano fue el mejor del primer tiempo y luego se esforzó para defender la ventaja.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
James Rodríguez

James Rodríguez

Foto: Reuters

22 de septiembre 2019 , 03:56 p.m.


James Rodríguez siguió dando razones a Zinedine Zidane para meter en su lista de imprescindibles en Real Madrid, a sus compañeros para ubicarlo en el campo con la certeza de que él será la brújula y a la crítica y la hinchada para calificarlo como el mejor fichaje de la temporada.

El colombiano firmó un primer tiempo más que correcto en marca y a la ofensiva y un segundo con el esfuerzo que su equipo pedía para defender la ventaja en el triunfo 0-1 que parecía ideal para superar el bache de la Champions contra PSG (derrota 0-3).

Buscando sociedades con Hazard y Benzema y tratando de mostrarse para que Casemiro y Kroos descargaran en él la pelota, pasaron los primeros 20 minutos de James.

El Sevilla notó que era el menos firme en marca en la mitad y por ahí le mandó a Reguilón para atacarlo. ¿La respuesta? Una barrida tremenda a los 22 para cortar la salida de Sevilla y otra más sobre los 24 en el lateral derecho, ahí donde lo observaba Zidane muy cerca: puntos para el colombiano.
Espectacular fue el robo de James a los 34 en la salida del Sevilla, pero Hazard prefirió definir él y no mirar al medio donde aparecía el cucuteño.

Pero el partido pedía a un James jugando de James, lo que apareció apenas a los 38 minutos, cuando el zurdo sirvió una delicia para Carvajal, un sutil pase que lo dejó de frente al portero del Sevilla, con triunfo para este último en el duelo personal.

¿Una palabra para calificar el trabajo del nuevo mediocampista de Real Madrid en el primer tiempo? Impecable.


Un intento fallido de asociación con Hazard y un cabezazo al que no llegó marcaron el inicio del complemento para el zurdo, que se mantuvo en la cancha, como no podía ser de otra manera para uno de los mejores del visitante.

De nuevo aportó sacrificio aunque con pocas opciones de salida, salvo alguna sociedad con Benzema. Era lo que pedía la esperable reacción de Sevilla al verse derrotada en su casa…

Se le acabaría el partido a los 75 minutos a James, cuyo relevo esta vez fue el uruguayo Fede Valverde, uno de los recién salidos de la enfermería ‘merengue’.

El balance final fue satisfactorio, especialmente por un primer tiempo con espacio para la entrega y la magia de su pierna zurda. Una necesidad de descanso obvia cuando en el calendario vienen Osasuna y la visita al Atlético de Madrid en LaLiga y el duelo de Champions contra Brujas, todo en los próximos nueve días.

COMENTAR
GUARDAR