A quién quitarle el puesto: ¿la pelea perdida de James en Real Madrid?

A quién quitarle el puesto: ¿la pelea perdida de James en Real Madrid?

El colombiano arranca el 2020 con la misma inactividad y más competencia interna.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
James Rodríguez tiene el 16 en Real Madrid

El colombiano ha manifestado que quiere quedarse en la capital española

Foto: Archivo

17 de enero 2020 , 08:12 a.m.

James Rodríguez no se detiene: entrena como el que más, insiste como todos, se esfuerza, se esmera, corre. No cede en su intención de quedarse en Real Madrid y no oye las voces a su alrededor que hablan de su posible salida.

Pero el ruido se escucha cada vez más alto y hablan de él, de Mariano, de Brahim Diaz y de Lucas Vásquez (lesionado) como los primeros candidatos a salir, sino en este invierno, casi con seguridad en el verano próximo.

¿Por qué tanta prisa? Porque la aplastante realidad del rejuvenecimiento de la nómina, que domina la nueva política de contratación, y el posible regreso de muchos cedidos ponen al club ante la necesidad apremiante de salir de jugadores para abrir espacios y, como no, aliviar la carga económica de los astronómicos salarios que paga.

Hoy la realidad indica que hay un superávit de jugadores y que, especialmente en las posiciones que pudiera ocupar James para reforzar la tarea ofensiva, es donde más personal queda.

El medio campo tiene actualmente seis jugadores: Kroos, Casemiro, Valverde, Modric, Isco y el zurdo colombiano. Pero al inicio de la temporada era claro que era el sector que había que reforzar ante las lesiones de los más veteranos y del propio colombiano, más allá del sorprendente nivel que ha mostrado el uruguayo Valverde y que lo ha convertido en la revelación del equipo y de LaLiga.

Por eso el Madrid ha ido al mercado y ha puesto sus ojos en dos volantes con un corte más ofensivo: Donny van De Beek (22 años) y Reinier (17). El primero es uno de los pocos que no ha salido del Ajax de leyenda que fue semifinalista de la Champions League en la pasada temporada. Es un hecho que se vestirá de blanco pues, desde agosto pasado, tendría acuerdo económico con Florentino Pérez: 55 millones de euros costaría su fichaje.

En el caso de Reinier, quien disputará el Preolímpico Sub 23 en Colombia con Brasil, se ausentó en las últimas horas de la contratación para finalizar su contratación en su país, operación que rondaría los 30 millones de euros. 

Lo previsible, ante semejantes desembolsos, es que lleguen directamente como protagonistas, pero tampoco lo tendrán tan fácil pues hay otra dificultad: el regreso de los cedidos Dani Ceballos (23 años) y Martin Odegaard (21).

Ambos salieron del club por órdenes de Zidane al Arsenal y a la Real Sociedad, respectivamente, en busca de lo que en España llaman "hacer la mili", es decir sumar minutos para volver más maduros y abrir opciones de negocio para el Madrid. En el pasado esa estrategia funcionó de maravilla con Marco Asensio y Lucas Vázquez (Espanyol), Carvajal (Bayer Leverkusen) o el propio Valverde (Deportivo la Coruña), entre otros. De hecho, James también salió cedido al Bayern Múnich con una opción de compra de 42 millones de euros que los alemanes no quisieron ejercer. Y habría incluso una tercera vía se ensayo: la venta con opción de recompra, que se usó con Morata (Juventus) o Casemiro (Porto).

Son estrategias cuyo éxito está probado y eso juega en favor del regreso de los que salieron prestados. En términos prácticos, la realidad indica que en el medio campo hay diez competidores por máximo tres cupos. Y con Modric, Kroos, Valverde y Casemiro rotando como indiscutible, las opciones son ínfimas.

Ver esta publicación en Instagram

⚽️

Una publicación compartida de James Rodríguez (@jamesrodriguez10) el

En la delantera hay menos opciones...

¿Y la opción de ser extremo o mediapunta? Difícil. En este instante el equipo blanco tiene diez delanteros inscritos. ¡Diez! Zidane cuenta con Hazard, Bale, Lucas Vásquez -los tres cerca de volver por problemas físicos-, Mariano, Benzema, Jovic, Brahim, Vinicius Jr. y Rodrygo. Y en recuperación, todavía para un par de meses, está Marco Asensio.

Por si fuera poco, el japonés Take Kubo terminará su cesión en el Mallorca, donde no ha tenido mayor protagonismo, y se espera que a su regreso pueda empezar a contar como hoy lo hacen Vinicius o Rodrygo. 

Varias veces ofició James como extremo y como auxilio del hombre en punta, con obligaciones claramente ofensivas. Es su tarea natural. Pero ahora se ve difícil que compita con la juventud de los brasileños, o el prestigio de Hazard y Bale y la confianza de Zidane y Asensio (cuando esté disponible).  Ya Mariano le ganó el pulso en Supercopa y hasta Lucas Vásquez lo ha hecho en Liga... Y así...

Nueva política de Zidane, otro factor en contra

Por si le faltaran problemas a James para mantenerse en el Madrid, ahora cambió la prioridad de Zidane: no le urge el ataque tanto como la defensa.

El equipo 'merengue' es uno de los de LaLiga con menos goles encajados (12) en lo que va de la temporada y ha pasado de un paupérrimo promedio de 1,45 tantos por partido en 2018-2019 a una buena media de 0,81. 

Esa apuesta del francés acaba de permitirle la celebración del título de la Supercopa de España. Claramente, no la va a cambiar.

El lío es que en esa tarea de marca es donde James, históricamente, menos ha rendido. No le rindió en el Bayern ni tampoco en sus dos temporadas en el Madrid, no por falta de sacrificio, vale decirlo, sino porque no le fluye la misión y ahí se desperdicia su talento ofensivo.

Por eso ya una vez lo sacrificó Zidane hasta obligarlo a buscar una salida en 2017. Esta vez, si esa fuera la nueva política, el panorama es prácticamente idéntico. Es innegable que él no quiere irse, que ni lo piensa. Pero de ahí que pueda encontrar un lugar en la plantilla hay un trecho largo, largo...

COMENTAR
GUARDAR