De nuevo, disturbios en el fútbol colombiano y por partida doble
Archivo

De nuevo, disturbios en el fútbol colombiano y por partida doble

En los estadios de Ibagué y en Pereira, los aficionados invadieron la cancha para manifestar.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
06 de febrero 2012 , 06:31 a.m.

Después de ver en televisión las violentas imágenes de la tragedia en el estadio de la ciudad egipcia de Port Said, en que 74 personas murieron y unas 300 quedaron heridas, el pasado domingo en dos estadios de Colombia se vieron escenas de hinchas ingresando al terreno de juego y con la intención de agredir a jugadores y seguidores del equipo rival.

El primer disturbio se presentó en el estadio Hernán Ramírez Villegas, de Pereira. Allí, alrededor de 70 fanáticos del equipo 'matecaña' y pertenecientes a la 'barra brava' Lobo Sur, invadieron el terreno de juego para increpar a los jugadores propios y del equipo rival. Precisamente el arquero de Alianza Petrolera, Santiago Rodas, fue agredido por uno de los desadaptados.

Al final, la Policía pudo controlar a los hinchas, el partido prosiguió y el marcador fue de 4-0 para Pereira sobre Alianza Petrolera.

En Ibagué fue parecido

La segunda invasión del terreno de juego se presentó en el intermedio del partido entre Deportes Tolima e Independiente Santa Fe, donde unos 100 aficionados del equipo 'pijao' invadieron el terreno de juego para recuperar una bandera que se les extravió y que al parecer fue robada por los hinchas del equipo 'cardenal' que viajaron desde Bogotá.

El comandante de la Policía de Ibagué, el coronel Fernando Murillo, dijo que el hecho se había presentado porque una aficionada había salido lesionada durante el desarrollo del partido y lo que sus compañeros habían intentado era auxiliarla.

Después de que la Policía pudo controlar la situación y hacer que los aficionados regresarán a las tribunas, el segundo tiempo del partido se disputó con absoluta normalidad. El partido acabó con victoria para los locales 2-1 sobre el elenco bogotano.

Sin embargo los disturbios no terminaron con el pitazo final del partido, pues en las inmediaciones del estadio Murillo Toro, hinchas del Tolima se enfrentaron a la policía con piedras y ladrillos. Diez seguidores del equipo 'pijao' fueron capturados y serán judicializados por lesiones personales.

Redacción Futbolred.com

COMENTAR
GUARDAR