Nos vamos antes

Nos vamos antes

Nicolás Samper habla de los descensos en ligas de Europa.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Nicolás Samper

Columnista Futbolred

Foto: A. particular

En esta noticia

11 de mayo 2021 , 09:52 a. m.

Los que saben han apuntado históricamente al baile como la mejor herramienta descubierta por el ser humano para huir de una fiesta sin que los dueños de casa rueguen y presionen -incluso cerrando la puerta del hogar con doble llave- para que uno no abandone el jolgorio.

La puesta en escena a la hora del escape es vital, entonces en un momento de alta euforia, la táctica es irse bailando solo -emulando a los concursantes del “Precio es correcto”-, con esa cadencia torpe y que delata nuestras pocas habilidades. Error sería ahí ser un magnífico bailarín, si se quiere acudir a la escapada. Generalmente los que bailan muy bien no pueden pasar inadvertidos y no he visto el primer caso de una huida con pasito “cañandonga”. No, hay que apelar al baile soso y zonzo, pero muy sentimental. Hay que cerrar los ojos, pero entreabrir uno solo para poder avistar la salida.

Y entre la muchedumbre usted, dando esos pasitos inocentes y al son de un coro de canción tipo “ay que culpa de ser parrandero” de Bonka, simula estar en éxtasis y, en esos segundos, encuentra la puerta y se sale. Si es edificio, baje un piso por las escaleras. Muchos casos han detectado que la demora en un ascensor ha hecho que tan milenaria táctica pueda echarse a perder.

Así, con ese sandungueo silencioso, se han ido algunos clubes de primera división en sus respectivas temporadas. Y el caso a tocar es el europeo, en el que la competencia pareciera ser más pareja, sin embargo, hay ligas en las que el último de la fila decidió decir adiós con anticipación inimaginable.

Es el caso del Schalke 04, el club que dejó la primera división después de 30 años de estar en el sitial de honor, pero que no pudo jamás estabilizar su propio juego. Pero no fue un asunto de una temporada fallida porque el equipo azul había coqueteado hace un par de campañas con esa posibilidad. Su campaña ha sido paupérrima: apenas dos victorias y un acumulado de 13 puntos en 31 partidos disputados. El penúltimo en el casillero, que es el Colonia, le lleva 16 unidades.

Lo de Sheffield en Inglaterra sí que fue sorprendente: animador del torneo anterior y que con una nómina escasa estuvo a punto de colarse en puestos europeos bajó a segunda con poquísimos argumentos: 17 puntos acumula en 35 encuentros y hace rato que estaba esperando a sus dos compañeros de aventura el año que viene en la First Division, que ya quedaron definidos: West Bromwich Albion -el equipo del que es hincha Eric Clapton- y Fulham.

Crotone tampoco lo consiguió y no tuvo tantas fuerzas como para, al menos morir en la orilla. 18 puntos, producto de cinco victorias y tres empates. Claramente su mayor problema estuvo en la defensa: es que cuando se reciben 90 goles en una campaña, el destino parece marcado de antemano. Y en Francia Dijón no tiene un mejor cuento para echar. 18 puntos en 36 partidos jugados. El penúltimo, que es Nimes, le sacó 17 puntos.

Se fueron sin hacer ruido, sin trascender, tal como indican los cánones de aquél que prefiere abandonar los festejos en medio de las sombras.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • PREMIER LEAGUE
  • LIGA DE ESPAñA
  • SERIE A
  • CHAMPIONS LEAGUE