El VAR en la Copa América: ¿ayuda tecnológica u obstáculos al juego?

El VAR en la Copa América: ¿ayuda tecnológica u obstáculos al juego?

Aunque se han evitado injusticias, el VAR también ha recibido varias críticas por su aplicación. 

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
VAR

El VAR ha sido uno de los protagonistas principales de la Copa América.

Foto: EFE

25 de junio 2019 , 11:19 p.m.

La aparición del VAR en la Copa América ha evitado una gran cantidad de injusticias para varios equipos: goles anulados, penales sancionados y polémicas decididas, han sido la base de una tecnología a la que el público no está acostumbrado en la gran mayoría de ligas de este lado del continente y que, por ende, recibe tantas críticas.

Y es que más allá de que se haya evitado caer en una gran cantidad de errores, la aplicación de la video asistencia, además de extraña, ha resultado bastante lenta por momentos, confusa en otros y hasta difícil de explicar en algunos casos particulares, pues los árbitros, ante la más mínima duda, recurren a su audífono para elegir cómo actuar.

A partir de esto se ha generado una gran polémica, pues si bien la aparición de la tecnología beneficia al fútbol dándole una mayor honestidad, lo ha perjudicado quitándole ritmo y haciendo que los árbitros pierdan un poco el criterio, ya que frente a decisiones “sencillas” parecen confundirse más de lo necesario y, en momentos problemáticos, tardan entre 3 y 6 minutos en resolver.

Pese a ello, los analistas arbitrales afirman estar completamente de acuerdo con su inclusión y aunque saben que la situación dista de ser perfecta, consideran que irá mejorando con el paso del tiempo, siendo conscientes de las dificultades que significa, para aquellos que no están acostumbrados o familiarizados, el uso de la tecnología.

Consultados por FUTBOLRED, José Borda y Rafael Sanabria dieron sus puntos de vista

“Fue buenísima la inclusión por varios motivos: nos cambiaron la percepción de la forma como estábamos acostumbrados a ver el fútbol, tenemos que verlo de una manera diferente; en nuestra liga (colombiana) lo vemos de corrido, ahora con VAR lo debemos ver más lento, parando, revisando y reanudando; de esta manera se hace del fútbol una disciplina más justa. Su uso ha sido bueno se han corregido errores grandes y ha cumplido el fin para el que fue creado”, aseguró Borda refiriéndose a la inclusión y el uso del sistema en la Copa.

Por su parte, Rafael Sanabria señaló: “La inclusión es algo lógico. Es un sistema que se ha venido implementando desde el Mundial de Clubes 2016 y que permite darles garantías a varios equipos, permitiendo que los mismos se puedan salvar de situaciones en las que los árbitros, aparentemente, terminaban siendo localistas o favoreciendo al equipo más grande. Su inclusión era necesaria por temas de justicia”.

Posteriormente, respecto a los minutos que transcurren mientras se toman las decisiones finales y a la falta de criterio en algunos casos, pues cualquier jugada termina siendo motivo de análisis, remarcaron lo siguiente:

“Hay que entender los procedimientos sobre el uso de la herramienta tecnológica, que son solo 4 situaciones donde se debe usar y los árbitros lo han hecho estrictamente. Van 46 versiones de la Copa América y es la primera vez que se utiliza la tecnología, es como todo en la vida se debe adquirir experiencia práctica que los árbitros sudamericanos no tienen, ellos deben aprender, por eso cometen errores y hacen los procedimientos lentamente. Son procesos y hay que cumplirlos, algunos ven esto como que pierden su criterio pero no es así”, añadió Borda.

Y luego concluyó: “Claro que se interrumpe el ritmo del juego, pero es por eso que se debe cambiar la percepción de la forma como se ve el fútbol. ¿Qué se quiere? Ritmo, rapidez y errores garrafales o un fútbol un poco más lento con pausas para revisar y aplicar justicia. Esto último fue lo que tuvo en cuenta la Fifa para implementar el VAR. Con VAR es así”.

Por su parte, Sanabria lo ve desde un ángulo opuesto: “En la Copa se ha visto cómo la gran mayoría de árbitros han elegido apoyar el mayor porcentaje de su decisión en el VAR, pues no son capaces de arriesgar, buscando quién los salve y que la mejor decisión que tienen para tomar es la que afirma el VAR”.

“Lamentablemente el procedimiento del VAR no es el mejor o el correcto. Para mí el VAR tiene que funcionar de una manera diferente donde en esencia se sigua dirigiendo igual, como se venía arbitrando anteriormente y simplemente los técnicos tengan la opción de solicitarlo una vez por tiempo y el árbitro, lo use si tiene duda de alguna jugada. De esa forma esto no se vuelve algo mecánico o robótico donde los árbitros estén todo el tiempo pensando en qué les van a decir, qué les están indicando y sepan qué hacer o no hacer en las diferentes situaciones”, añade.

A partir de esto concluye: “Por esto es que se ha visto cómo (los árbitros) se han demorado tanto tiempo en tomar decisiones clave con situaciones muy claras, así como se ha visto a los asistentes no sancionar un fuera de juego así sea evidente y el jugador esté adelantado cerca de 1 metro. Estas son situaciones que han vuelto dubitativos a los árbitros por lo que hay que cambiar el procedimiento o buscar alternativas para que el fútbol no se vuelva algo mecánico donde ni siquiera los narradores puedan cantar un gol”.

Desde estos dos puntos de vista, queda claro que aunque el VAR es una herramienta que sirve, su uso no deja de ser polémico y aunque se sabe que la herramienta tiene varias diferencias con la que se usa en Europa, por decisión de la empresa con la que realizó el contrato para la Copa América, lo cierto es que esta herramienta ha sido una de las protagonistas principales en el certamen continental y casi ningún partido está exento de su presencia.

Para ustedes, ¿cómo ha resultado el uso del VAR en la Copa?

COMENTAR
GUARDAR