Así salió plan de Queiroz: apostó, corrigió fallas y tocó a líderes

Así salió plan de Queiroz: apostó, corrigió fallas y tocó a líderes

El nuevo DT planteó un circuito de marca que no alteró, a pesar de las fallas, y ensayó atacantes.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Carlos Queiroz

Queiroz tuvo un debut ganador con la Tricolor pese a que tiene muchas cosas por corregir.

Foto:

En esta noticia

22 de marzo 2019 , 07:46 a.m.

Carlos Queiroz se estrenó con victoria en Selección Colombia, 0-1 contra Japón, y dejó en el ambiente la idea de que, en poco tiempo, ha entendido bien las fortalezas y debilidades de sus dirigidos y ha logrado corregir fallas en pleno juego.

Queiroz mantuvo a Vargas y su proceso en el arco y a los centrales Dávinson Sánchez y Yerry Mina, a pesar del poco ritmo que traía este último.
Y a la hora de las apuestas eligió a Palacios y Machado, los hombres de nacional, para los laterales. El primero no tuvo mucho trabajo y cumplió casi siempre –falló una con Nakashima- pero el segundo tuvo muchos problemas y perdió casi todos los duelos con Doan.

Ese defecto se vio acentuado por otra apuesta de Queiroz, la de Lerma como pareja de Barrios en marca. En los primeros minutos se vio desacomodado, muy impreciso e intrascendente a la hora de sacar al equipo al ataque.

Un detalle más: la izquierda fue la zona más débil pues Muriel no apoyaba la marca ante la velocidad japonesa y la zaga entera quedaba muy expuesta.
Lo bueno es que todo lo entendió Queiroz, a pesar de sus dos entrenamientos previos a este debut, pues corrigió las fallas desde el puesto de Muriel, que en el complemento bajó a apoyar la marca, le dio paz a Lerma y facilitó el juego para Machado.

Pero la gran apuesta, sin duda, fue por Duvan Zapata, quien llegó por Villa. Y es que era el hombre de Boca el único con algo de claridad en ataque, el apoyo para un confuso James. Pero llegó el goelador de Atalanta y, aunque se temía que se estorbara con Falcao y Muriel –en rigor había tres 9 en la cancha-, lo mandó por la banda derecha y allí hizo diferencia: tres llegadas, una para generar el penalti.

Las pruebas fueron más en ataque que en defensa, pues jugaron Díaz y Morelos y así vio todo su arsenal el nuevo DT. Hubo fallas innegables en la tarea de recuperación, que parecen normales para el poco tiempo de trabajo.

Más que eso: se fueron del partido los ‘intocables’ James y Falcao para explorar alternativas y, con la llegada de Uribe, fortalecer el medio y no arriesgar la ventaja.

Queiroz acaba en el balance con buenas decisiones: autoridad y práctica a la hora de leer el partido, ajustes con los mismos hombres que fallaban en la primera etapa, confianza en ellos y facilidad para adaptarse a la necesidad del partido. Buenas primeras sensaciones para quien, como prometió, no revolucionó sino que construyó sobre lo construido.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • SELECCIóN COLOMBIA
  • COLOMBIANOS EN EL EXTERIOR
  • SELECCIONES NACIONALES

En la jugada

  • Más reciente
  • Más leído