El rock and roll de Klopp

El rock and roll de Klopp

Opinión de tito Puccetti sobre el nuevo campeón de la Premier League.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Tito Puccetti

Tito Puccetti, columnista de Futbolred.

Foto: Archivo particular

26 de junio 2020 , 04:58 p.m.

Jurgen Klopp es el entrenador más alabado por estos días. Siempre ha tenido buena prensa, en su natal Alemania ascendió y descendió, ganó finales y las perdió. Fue el último que pudo batir al Bayern Múnich en la Bundesliga, venció a ‘Pep’ Guardiola en copas alemanas y dejó su país en un movimiento atractivo pero peligroso. 

El Liverpool era ese gigante dormido que había dejado que sus archienemigos crecieran y lo superaran, pese a que, de vez en cuando, y más como algo extraordinario y de manera instintiva, ganaba algo, como esa espectacular Champions con Rafa Benítez en la famosa final de Estambul ante el Milan.

Pero fue un espejismo, tanto que tuvieron que legislar para que pudiera defender el título porque ni siquiera había clasificado a la Champions de la siguiente temporada. Tuvo grandes jugadores, como Gerrard, Owen, Heskey, Carragher y no pudo. Dio tiempo a los entrenadores, probó con un francés ganador como Gérard Houllier o un español con pergaminos como Benítez. A los dos le dio tiempo para el proyecto, pero la Premier se les negaba. Cambió el estilo cuando contrató a Brendan Rogers, rompieron el record de pases, nunca antes desde que se miden los toques de balón, el Liverpool había realizado más de 700 pases en un partido y con Rogers lo lograron, pero ese estilo tampoco el dio el trofeo de la Premier.

Klopp arribó a Liverpool en 2015, se gastó 5 años para lograr el objetivo principal. Tuvo tiempo, pero en la construcción empezó a conquistar afectos. Fútbol de presión, intenso, de ataque, sin regalar espacios en campo propio. El enérgico modo, llamado el ‘rock and roll de Klopp’ de a poco alineó rendimiento y resultados. Perdió una Premier y una Champions con errores individuales, dolió, parecía que le rompían el corazón no sólo al entrenador sino también al proyecto. Sin embargo, en declaraciones les devolvía la esperanza a los hinchas, antes de llorar reía, enviaba mensaje de seguir construyendo y llegó el momento.

COMENTAR
GUARDAR