Las últimas palabras de Jhon Viáfara antes de ser extraditado a EE.UU.

Las últimas palabras de Jhon Viáfara antes de ser extraditado a EE.UU.

El exfutbolista viajó a ese país para responder frente a la justicia por un proceso de narcotráfico.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Jhon Viáfara

El exjugador está vinculado a un proceso por narcotráfico.

Foto: Héctor Fabio Zamora/CEET

23 de enero 2020 , 07:33 p.m.

Jhon Viáfara está pronto a ser extraditado a Estados Unidos, donde continuará con su proceso, pues está hace varios meses preso en el marco de una investigación por narcotráfico, de la cual aún no sale culpable ni absuelto.

En diálogo con ‘Kick Off’, de ‘Win Sports’, el exfutbolista habló sobre muchos temas relacionados a este proceso y su vida, que cambió drásticamente al estar tras las rejas y recluido en el pabellón de extraditables de la cárcel La Picota.

Su día a día: “Un día para mí es que me levanto a las 7:30 u 8 que es la contada, luego voy al gimnasio, tipo 9 tomamos el desayuno. Luego me dieron la confianza de armar un torneo de fútbol y tenemos uno de personas más jóvenes y otro de señores más maduros; jugamos prácticamente todo el día. A las 4 vuelve otra vez la contada y tipo 5:30 o 6 vamos a las celdas a descansar y aprovecho para leer y escribir mi libro. Lo más difícil es la comida porque durante toda mi vivida he vivido bajo un régimen y eso lo estoy aplicando acá. Extraño la alimentación”.

Su sensación de estar tras las rejas: “Yo estuve preso, pero ahora soy libre y si quiero ando en chanclas, en camisilla o puedo sentarme en el piso. En la calle no podía hacer eso porque vivía preso de las apariencia o de no poderme sentar con x o y persona; tenía que aferrarme a un sistema que yo no quería”.

Su libro: “Comparto celda con personas que nunca pensé. De compartir camerino con Messi ahora comparto una celda con alguien que ha estado en la guerra de nuestro país y me cuenta sus historias, esas son cosas que tengo que contarle al país. Esto acá es como un terminal y llega gente a rebuscarse peluqueando, lavando ropa o de otras maneras. La gente que me conoce sabe que no me ha pesado decir las cosas como son y en mi libro tengo que contar todo eso. Al profe Montoya lo quiero mucho y ya lo incluí en mi libro”.

El proceso por el que está preso: “Cuando uno sabe lo que es, no tiene que andar escondiéndose. Aquí en Colombia hay cosas que nosotros no conocemos, como unas leyes americanas que aplican en el país. Un ejemplo de ello es la conspiración que no existe en Colombia, pero en Estados Unidos sí. Yo tengo que ir a una corte a que me expliquen, primero debo escuchar de qué se me acusa y si cometí un error tengo que pagar, pero yo he llevado una vida tranquila porque nunca me han visto en mansiones o carros de 400 millones de pesos o la vida de un traqueto. Presentaron una foto de hace más de 20 años cuando era un adolescente con unas armas de balines, con una cadena y esa foto la trajeron como si fuera mi presente y los que me hicieron el montaje saben que no. En el país hay gente buena, pero también hay mucha mala. Lo único que me preocupa es el bienestar de familia porque si yo no trabajo ellos no comen; yo quiero que me digan dónde están las pruebas de que soy narcotraficante”.

Jhon Viáfara

El exfutbolista Jhon Viáfara cuando era dirigido a la aeronave estadounidense en el cual fue trasladado hacia Estados Unidos.

Foto: Policía Judicial Dijín

Este jueves, en las horas de la mañana, Jhon Viáfara fue extraditado a Estados Unidos pedido por las autoridades judiciales de Estados Unidos, que lo sindican del envío de más de dos toneladas de cocaína hacia su país.

Según pudo conocer EL TIEMPO, el Viáfara fue llevado en un avión privado de las autoridades norteamericanas, pues fue él mismo quien pidió que este fuera un proceso exprés para responder frente a la justicia de Estados Unidos y reafirmar que era completamente inocente de estar vinculado con un grupo de narcotraficantes al que se le fue incautado más de 2.500 kilos de cocaina.

COMENTAR
GUARDAR

TEMAS RELACIONADOS/

ex futbolistas colombianos