Suspenden al técnico francés acusado de discriminación racial
Archivo

Suspenden al técnico francés acusado de discriminación racial

En el escándalo también está metido Laurent Blanc, DT de la selección gala.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
30 de abril 2011 , 08:59 a. m.

El director técnico de la Federación Francesa de Fútbol (FFF), François Blanquart, fue suspendido hoy tras las acusaciones de que impuso un sistema de cuotas para discriminar en los centros de formación a futbolistas jóvenes de origen africano.    

La suspensión de Blanquart fue anunciada por el Ministerio de Deportes poco después de que la web Mediapart publicara nuevas revelaciones sobre el presunto sistema de cuotas discriminatorias en el fútbol base galo.    

En un comunicado, el Ministerio niega la instauración de este sistema, pero señala que, de acuerdo con la FFF, han decidido suspenderle de forma provisional a la espera de que se conozcan los resultados de la investigación abierta sobre este escándalo.    

Las pesquisas han sido encargadas al presidente de la Fundación del Fútbol, Patrick Braouezec, y la Inspección General de la Juventud y los Deportes, que deberán entregar sus conclusiones en ocho días.    

Mediapart, que ayer publicó el escándalo, reveló hoy nuevos detalles, como la transcripción de una reunión que tuvo lugar en París el pasado 8 de noviembre en la que, además de Blanquart, participaron el seleccionador, Laurent Blanc, y el entrenador de las categorías inferiores, Eric Mombaerts.    

En ese encuentro, según el sitio web, los principales responsables del fútbol galo analizan el problema de la entrada en los centros de formación franceses de jóvenes de procedentes de África con doble nacionalidad que, posteriormente, defienden los colores de sus países de origen.    

Según Mediapart, Blanc aseguró en ese encuentro ser "favorable" a limitar la entrada de jóvenes de origen africano en los centros de formación.    

"No tiene ninguna connotación racista. Cuando la gente lleva la camiseta (de las selecciones inferiores de Francia) y luego van a jugar con sus equipos norteafricanos o africanos, eso me molesta enormemente", aseguró el seleccionador, según la transcripción publicada por Mediapart.    

Pero es Blanquart quien, según la web, asegura que hay que limitar la entrada de estos jóvenes en los centros de formación estableciendo una cuota que no debe ser comunicada para evitar el escándalo.    

Posteriormente, Blanc defendió la postura no por criterios de raza si no porque, según él, en los centros de formación hay demasiados jugadores fuertes y potentes, en detrimento de otras características "más propias de (su) cultura".    

"No queremos eliminar a los extranjeros, si no tener criterios mejor definidos para atraer a otras personas, porque si siempre tenemos los mismos criterios, tendremos siempre las mismas personas", aseguró el seleccionador.    

"Actualmente, los grandes y potentes son los negros. Es así. Es un hecho. Dios sabe que en los centros de formación, en las escuelas de fútbol, hay muchos (negros). Creo que hay que buscar otros criterios, modificados con nuestra propia cultura", agregó.   

Blanc puso como ejemplo a los españoles: "Me han dicho: 'Nosotros no tenemos ese problema, no tenemos negros'", dijo el seleccionador francés, sin precisar quién efectuó esas declaraciones.    

Según Mediapart, el único participante en la reunión que se opuso a ese criterio fue el seleccionador sub-20, Francis Smerecki, quien lo consideró discriminatorio, al tiempo que defendió que cada jugador opte por la selección que le parezca.    

El caso ha provocado una gran polémica en Francia, donde varios partidos políticos han pedido que se esclarezcan los hechos.    

Blanc publicó hoy un comunicado en el que se disculpó si algunas de las palabras que pronunció "han podido molestar a alguien".    

El seleccionador señaló que se trató de una reunión muy caliente "sobre un asunto delicado, que sacado de contexto puede llevar a confusión".    

"Pero ser sospechoso de racismo o xenofobia, yo que estoy contra toda forma de discriminación, no lo puedo soportar", indica Blanc, quien señala que "sólo con mala fe se puede considerar que se pretendía reducir el número de negros o árabes en el fútbol francés".   

Su propósito era, asegura, "planear el futuro del fútbol francés y, para ello, abordar el delicado problema de los jugadores con doble nacionalidad, así como las modalidades de detección y selección para un nuevo proyecto de juego".    

En declaraciones a la radio RTL, la ministra de Deportes, Chantal Jouanno, indicó que las palabras publicadas por Mediapart son "graves", por lo que no pueden permanecer "con los brazos cruzados", lo que justifica la suspensión de Blanquart. 

París
Efe
 

COMENTAR
GUARDAR