Informe: 17 clubes podrían perder reconocimiento deportivo
Apuestas Futbolred
Archivo

Informe: 17 clubes podrían perder reconocimiento deportivo

Panorama actual de las deudas salariales y los incumplimientos de los equipos colombianos.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
19 de abril 2011 , 12:54 p. m.

Hay historias tristes alrededor de un balón de fútbol, el llamado el rey de los deportes, que no es ajeno a la dinámica capitalista de la acumulación desbordada.

En esta historia, los jugadores son vehículos humanos para transportar la riqueza de un puñado de acaudalados, que sin entrar a la cancha, sin tocar la pelota o sin sentir el barro en sus canilleras, se llevan todas las ganancias a sus |bolsillos.

En esta historia futbolera, el motivo que tuvo el efecto de un volcán en erupción fue el partido del sábado pasado, en el estadio El Campín de Bogotá, correspondiente a la Liga Postobón. Con Yeison Lizalda a la cabeza, un equipo de niños vestido con la camiseta del Deportes Quindío fue crucificado en el partido frente a Millonarios, que ganó por goleada 5-0, pues los jugadores titulares del cuadro 'cafetero' se negaron a viajar a Bogotá por incumplimientos reiterados en sus salarios.

Sin embargo, esta triste historia encierra un sinfín de contradicciones. ¿Por qué hay dinero para contratar 'estrellas', pero no hay recursos para pagarles a los jugadores actuales sus sueldos? ¿A dónde va a parar el dinero que reciben los clubes o los dueños de los clubes? ¿Dónde están los recursos de las transferencias internacionales de las promesas que emigran al exterior?

Hay un puñado de preguntas de este estilo alrededor del balón, el único que se sigue manchando, pero continúa rodando... La crisis del Quindío y su posterior sanción por parte de Coldeportes ha destapado una olla que huele mal y que está llena de deudas y de irregularidades financieras y administrativas de los clubes profesionales.

Por eso, Futbolred.com pretende mostrar el panorama actual de los equipos y las obligaciones pendientes con los protagonistas de este deporte: los jugadores. La información recogida aquí fue suministrada por la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro) a este medio y a la sección de Deportes del diario  EL TIEMPO. Está actualizada hasta el pasado 8 de abril y revela que 11 equipos de la Primera A tienen atrasos en los pagos a sus futbolistas.

Quindío: adeuda a sus trabajadores dos meses de salarios y bonificaciones por el mismo periodo. Debe primas y liquidaciones. Sus empleados se encuentran suspendidos de la seguridad social integral. A raíz de los atrasos en los pagos de sus sueldos, el plantel profesional decidió no presentarse al partido contra Millonarios y presentó una nómina Sub-20 del Boca Juniors de Cali.
Ahora, Quindío es el primer club al que sanciona Coldeportes con la pérdida del reconocimiento deportivo. Ha sido castigado por un mes, pero corre el riesgo de perderlo definitivamente.

Once Caldas: el club albo debe a sus jugadores tres meses de salarios y a los jugadores que les pagan parte del salario por convenios deportivos, les adeuda también tres meses. Actualmente, el plantel está suspendido de la seguridad social integral.

¿Dónde están los administradores de la institución? Contrataron al delantero chocoano Wason Rentería -que no debió costar poco dinero- y al interior del equipo parece estar a punto de estallar una verdadera crisis, similar a la que pasó en Armenia con el Quindío.

América: Es uno de los más complicados. El club 'escarlata' adeuda 10 meses de salarios a los trabajadores que están con el equipo desde el 2009. A los vinculados a partir de enero del 2010 les adeuda ocho meses de salario, mientras a los que llegaron  para el segundo semestre les adeuda dos meses de sueldos, además de los auxilios estipulados en los contratos. Les debe la liquidación a los jugadores que no continuaron este año y primas a la mayoría del grupo.
 
El club hizo acuerdos de pago con varios jugadores, pero no les cumplido. Se esperan demandas de algunos de ellos, como Julio Marchant, Fernando Batiste y Matías Fondato ante la Fifa. En situación similar están Serigo Galván, Édinson Toloza, Wilson Morelo, Germán Caicedo, William Zapata, Jairo Suarez, Nelson Ramos...

Cabe recordar que entre 1996 y 2010, el cuadro vallecaucano hizo parte de la llamada 'Lista Clinton' (lista elaborada por el Gobierno de Estados Unidos que les impide a personas naturales y jurídicas tener relaciones comerciales por sus vínculos con el narcotráfico), lo cual le ha impedido llevar a cabo normalmente sus actividades financieras.

Pereira: este club llegó a acuerdos de pago con la mayoría de sus jugadores. Las deudas serán canceladas a lo largo del año con el pago de los salarios. Actualmente, debe el mes de diciembre en salarios y bonificaciones, así como los acuerdos de pago. La parte deportiva tampoco ayuda. Es último de ambas tablas de la Liga Postobón (la del descenso y la general de posiciones). 

Deportivo Cali: la institución 'azucarera' adeuda a sus futbolistas dos meses y medio de salarios y a los jugadores que les pagan parte del salario por convenios deportivos, les deben cuatro meses. Es uno más de los de la lista de clubes en la que sus jugadores se encuentran suspendidos de la seguridad social. Hasta hace tres años era el club modelo en el fútbol colombiano. Aunque les debe a sus jugadores, sí tuvo el dinero suficiente para construir su propio estadio (el primer equipo que lo hace en Colombia), pero que aún está sin terminar.
 
Independiente Medellín: no le paga a un grupo de jugadores hace cuatro meses y medio y además adeuda los convenios por el mismo periodo. A otro grupo le debe un mes y medio de salarios y bonificaciones por cuatro meses.

Real Cartagena: el club 'heroico' realizó acuerdos de pago con los jugadores que hicieron parte del equipo en la temporada anterior. Canceló una parte en efectivo y otra con unos bonos para reclamar motos de uno de sus patrocinadores (AKT), que aún no se han hecho efectivos. 

Santa Fe: el equipo 'Cardenal' adeuda mes y medio de salarios, no les paga a sus trabajadores la seguridad social integral desde marzo de 2010, razón por la cual se encuentran desafiliados del sistema de seguridad social. El cuadro santafereño tuvo la suerte de ceder a jugadores como Sergio Otálvaro y Yulián Anchico, que le reportaron buen dinero (más de mil millones de pesos), que se esfumó al pagar salarios de un acuerdo retroactivo y premios del año pasado, prometidos por la directiva. 

Cúcuta Deportivo: a los futbolistas que vienen del año pasado les deben el mes de diciembre de salarios en el contrato laboral y en los contratos por publicidad. Todavía no ha cancelado las liquidaciones a los que terminaron sus contratos. Pagaron enero y febrero a todo el grupo. Tiene acuerdos incumplidos con varios que ya no están en el club. Son otros de los que se encuentran suspendidos de la seguridad social.

No debería suceder así para una de las mejores plazas del país y una de las hinchadas más fieles. El estadio General Santander siempre se ha caracterizado por tener una buena afluencia de público, situación que debe dejar buenos réditos económicos. 

Huila: El cuadro 'Opita' debe a sus jugadores el mes de diciembre en bonificaciones, cesantías, las primas causadas en junio y diciembre, así como el pago de convenios deportivos con algunos jugadores.

Envigado: la institución 'naranja' adeuda dos meses de salarios al grupo de jugadores que viene del año pasado, así como bonificaciones por el mismo periodo. A los que llegaron para este torneo, no les ha pagado el mes de marzo en salarios y bonificaciones.

Si en la A llueve, en la B no escampa...

Alianza Petrolera: debe el mes de febrero en salarios. A muchos jugadores, Atlético Nacional les paga el salario y la seguridad social.

Fortaleza (anterior Juventud): la Asociación de Futbolistas explicó que Fortaleza, como nuevo club, no tiene ningún problema salarial ni deuda económica. Las deudas que aparecen sobre esta ficha, pertenecen a Juventud con algunos futbolistas que militaron el año anterior, cuando sus trabajadores nunca fueron afiliados al sistema de seguridad social integral. 

Expreso Rojo: dos meses de salarios le adeuda a sus futbolistas y además el plantel está desafiliado de seguridad social. 

Pasto: son dos meses de sus jugadores sin recibir pagos de salarios. Primas, cesantías y liquidaciones a los que no continuaron en el equipo y el mes de marzo a los vinculados para esta temporada y bonificaciones por el mismo periodo. 

Patriotas: debe a sus trabajadores dos meses de salarios, liquidaciones, primas y bonificaciones.

Dépor: a los que están del año pasado, debe entre cuatro y dos meses de salarios. A los nuevos, el mes de marzo en salarios.

Después de mirar semejante panorama surgen varias dudas ¿Hace lo correcto Coldeportes, al exigir que los clubes les paguen a sus jugadores?¿Tendrán razón Dimayor y Colfutbol (entidades que rigen el fútbol profesional colombiano) al asegurar que la sanción para el Quindío es un ataque de Coldeportes?¿Aún se disfruta de un deporte tan popular, a costa de los jugadores?¿Tendrá salida toda está situación?¿Cobrará vigencia la frase del presidente del país, Juan Manuel Santos: "O cambiamos el fútbol, o se nos acaba el fútbol"?

Juzguen ustedes... 

Redacción
Futbolred.com
 

COMENTAR
GUARDAR