Real Santander le aplicó la pena máxima a Pacífico: ganó 2-1
Archivo

Real Santander le aplicó la pena máxima a Pacífico: ganó 2-1

Los tres goles del partido disputado este sábado en el estadio Alfonso López de Bucaramanga fueron producto de sendos tiros penaltis.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
24 de julio 2010 , 06:01 p. m.

Muy complicado fue el partido para el elenco de Johan Meza, que por pasajes se vio sorprendido por un Pacífico que no llegó a defenderse, que lo atacó con velocidad y que lo puso en aprietos. Al final, las decisiones del árbitro nortesantandereano Cristian Villarraga, que no siempre fueron aceptadas de buena gana por jugadores y cuerpos técnicos, decidieron un partido que fue enredado y equilibrado en su trámite. Una victoria vital para el conjunto santandereano y una caída costosa para los vallecaucanos, que frenaron su impulso hacia el grupo de los ocho mejores.

 

Mucho más problemas de los previstos fue los que enfrentó Real Santander gracias a la actitud de Pacífico. Los dirigidos por Félix Valverde no se plantaron en su terreno a defenderse, sino que coparon espacios, anticiparon en la marca, provocaron el error defensivo del local y en varias ocasiones visitaron con peligro los predios de Jony Yepes. Una situación sorpresiva que el dueño de casa se demoró resolver, porque no estaba preparado para enfrentar un partido de esas características.

 

La apertura del marcador se dio a los 39 minutos, cuando todo indicaba que el primer tiempo se iba a ir sin goles. Fue una jugada que discutieron airadamente jugadores y cuerpo técnico del visitante, pero que para el árbitro Villaraga no dejó dudas. En una salida apresurada para conjurar un mano a mano, el arquero Enrique Guevara se llevó por delante, con la rodilla, al delantero Sergio Romero. El propio agredido no tuvo inconveniente para marcar el tanto que aportó tranquilidad.

 

Una tranquilidad que valga decirlo, duró muy poco. A los 3 minutos de la reanudación, por la misma vía y tras un falta clara en el área, el santandereano Miguel Ordóñez venció a uno de los equipos de su tierra y puso el 1-1. Otra vez, partido nuevo y problemas al  por mayor para Real Santander. Peor aún cuando, a los 5 minutos del complemento, el local se quedó con 10 jugadores por la expulsión del volante Diego Herrera, que había sido amonestado en los últimos instantes del período inicial.

 

A pesar de esas adversidades, Real Santander no cejó en su empeño, continuó atacando y en uno de esos avances encontró la jugada que le permitió resolver el encuentro. Fue una falta que le cometieron al habilidoso Luis Aníbal Mosquera y que otra vez Romero tradujo en gol. Quedaban 12 minutos de juego, pero fueron insuficientes para que Pacífico alcanzara un empate que hubiera hecho justicia por lo observado en el terreno de juego.

 

La próxima jornada, la número 21 de la programación, le depara a Real Santander la difícil visita a Pasto, mientras que Pacífico estará en Buenaventura a la espera del Atlético La Sabana.

COMENTAR
GUARDAR