El empate (1-1), un mal negocio para Pacífico y Juventud
Archivo

El empate (1-1), un mal negocio para Pacífico y Juventud

El empate no le sirvió a ninguno de los dos, pues le impidió acercarse al grupo de los ocho mejores del Torneo Postobón 2010.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
18 de julio 2010 , 03:47 p. m.

Mal negocio para ambos rivales resultó este primer partido del segundo semestre, que se cumplió en el campo del Polideportivo El Cristal, de Buenaventura. El local volvió a ceder puntos en su casa, mientras que el visitante vio cómo se le escapaba una victoria que había trabajado durante la gran parte del encuentro.

Fue el décimo empate para Pacífico en 19 salidas, muestra inequívoca de que al equipo dirigido ahora por Félix Valverde le cuesta ganar.

 

No fue mucho lo que quedó para rescatar del primer tiempo este domingo. Los dos equipos evidenciaron falta de talento y de profundidad para llegar al arco contrario y, por eso, no solo el marcador se mantuvo inalterable, sino que además hubo muy pocas intervenciones de los arqueros.

Como era de esperarse, la mayor iniciativa corrió por cuenta del dueño de casa, que no pudo contra el muro defensivo planteado por su rival, en cuyo banquillo técnico se estrenó el ex futbolista Wilson Gutiérrez.

 

Conscientes de que necesitaban un nuevo aire, ambos técnicos realizaron cambios para el comienzo del segundo período. En Pacífico, Jaime Andrés Sierra le dio paso a Miguel Ordóñez, mientras que en Juventud Misael Camargo sustituyó a Jonathan Garay.

Las primeras novedades no fueron futbolísticas, sino disciplinarias: al filo del cuarto de hora, vieron la tarjeta roja el local Luis Miguel Payares y por el visitante, el recién ingresado Camargo.

 

El primer gol llegó a los 24 minutos, obra de Francisco Meza, para darle la ventaja al visitante. Un duro golpe para el local, que estaba enredado en el terreno de juego, sin profundidad ni claridad y que, ahora, para colmo, estaba abajo en el marcador.

Para fortuna de Pacífico, Juventud se echó para atrás en su intención por conservar la ventaja y permitió que tiempo y balón fueran propiedad del conjunto vallecaucano. Así, la presión se hizo insostenible y a 6 minutos del final llegó el ansiado empate, por intermedio de Yairo Balanta.

 

El empate no dejó satisfecho a ninguno, pues entendieron que habían perdido la oportunidad de recortar camino en su aspiración por ingresar al grupo de los ocho mejores. Aún les quedan, sin embargo, otras 17 batallas para tratar de conseguir el objetivo.

La próxima semana, en cumplimiento de la vigésima jornada, Juventud recibirá al Deportivo Pasto en Girardot, mientras que Pacífico estará en Bucaramanga, frente al Real Santander.

 

COMENTAR
GUARDAR