"Así el DIM no quiera, yo voy a volver", dijo entre lágrimas Aldo Bobadilla
Archivo

"Así el DIM no quiera, yo voy a volver", dijo entre lágrimas Aldo Bobadilla

Con los ojos húmedos y "un nudo en la garganta" porque "uno también tiene sangre en las venas", el arquero paraguayo se despidió del Medellín. Prometió volver y agradeció el cariño de la gente.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
07 de julio 2010 , 04:16 p. m.

Sus palabras entrecortadas y sus pupilas perdidas entre cámaras y micrófonos, silenciaron el estrecho auditorio donde Aldo Bobadilla se despidió del 'Poderoso'. Minutos antes, como para sacarse presión, dijo recio que "nada ha pasado".

Pero conforme avanzó la rueda de prensa el gigantón paraguayo desnudó sus sentimientos y lloró como en aquella final frente al Huila en diciembre pasado. El dolor de la partida fue evidente en el guaraní que se fue como ídolo del DIM.

"Medellín me dejó mucho. Aprendí muchas cosas y crecí como persona y como jugador de fútbol. Siempre me voy a sentir como un paisa más y como un hincha del Poderoso. Yo sé que voy a volver sea como jugador o como otra cosa, pero voy a volver", apuntó.

Bobadilla dijo que fue difícil tomar la decisión de dejar las filas del Poderoso pero justificó su partida aduciendo que "a mis 34 años no podía desaprovechar la oportunidad que me ofreció Corinthians".

El capitán del 'rojo' desde septiembre de 2007, arribó a la capital antioqueña ayer martes tras la eliminación de la Selección paraguaya del Mundial de Suráfrica el sábado anterior. De inmediato fue a despedirse de sus compañeros y amigos.

"Cuando fui a despedirme trate que fuera lo más rápido posible porque siento mucha tristeza y dolor. Es que Medellín dejó un sello muy grande en mi familia y en mí. Ojalá lo pueda hacer (volver al DIM) cuando termine el contrato con Corinthians (diciembre 2011)", añadió.

Después escuchó una sentida carta del presidente Osorio Ciro y el aplauso de todos los presentes. Subió a las oficinas del Medellín para firmar la rescisión del contrato y demás papeles de la desvinculación. Secretarios, empleados e hinchas que estaban en el piso 10 del Obelisco, aprovecharon para tomarse la última foto con el guaraní.

A la salida del edificio, varios centenares de hinchas corearon su nombre, le agradecieron por su labor en el pórtico del DIM y juraron amor eterno. Aldo se fue con las pupilas húmedas y un nudo en la garganta...

Juan Diego Ortiz Jiménez
Corresponsal Futbolred.com
Medellín

COMENTAR
GUARDAR