Fifa criticó el atraso en las obras para el Mundial 2014
Archivo

Fifa criticó el atraso en las obras para el Mundial 2014

El secretario general de la entidad, Jerome Valcke, se preguntó si tendrían que esperar hasta el Carnaval del próximo año para que se comience a trabajar.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
03 de mayo 2010 , 11:45 a. m.

"Se ha encendido la luz roja para Brasil, que no está cumpliendo con sus plazos", dijo Valcke a la prensa brasileña en Suráfrica.

"Es increíble lo atrasado que está Brasil, y hablo de todos los estadios. Varios plazos se han vencido y no ha pasado nada. Brasil no va por el camino correcto', sentenció.

El 3 de mayo se cumplió el plazo establecido por el Comité Organizador Local para el comienzo de las obras en 12 estadios donde se realizarán los partidos del Mundial.

La entidad afirmó que a partir del 5 de mayo se realizará una inspección técnica de los estadios y también de evaluación del cronograma de las obras en las ciudades escogidas.

La inspección comenzará en Sao Paulo y acabará en Salvador de Bahía el 20 de mayo.

"Este año hay elecciones presidenciales, de modo que no sucederá casi nada. El próximo año viene el Carnaval. ¿De modo que todo comenzará sólo después del Carnaval?", preguntó Valcke.

"Es necesario aprovechar al máximo el tiempo disponible. No queremos una Copa del Mundo apresurada, con todo hecho a último minuto", agregó.
 
Autoridades del Ministerio de Deportes y del comité organizador dijeron recientemente que las ciudades que no estén dentro del cronograma estipulado corren el riesgo de ser descartadas para el torneo.

"Brasil ha esperado mucho tiempo para organizar una Copa del Mundo, pero ahora tiene que comenzar a moverse. Tienen que hacer esto por Suramérica, no sólo por Brasil", afirmó Valcke.
.

Brasil, pentacampeón mundial y anfitrión de la edición de 1950, recibió la organización del evento en el 2007 en una elección en la que no hubo competencia.

Plan ambicioso

El Mundial 2014 fue fijado para Sudamérica de acuerdo al sistema de rotación de la Fifa. Brasil había sido considerado como anfitrión casi seguro desde el 2003, cuando las otras nueve federaciones sudamericanas acordaron apoyarlo durante una reunión en Asunción.

Durante la campaña previa a la decisión de la Fifa, Brasil se concentró en su pasado futbolístico y en sus logros en el campo de juego, pero no entregó mayores detalles respecto a cómo lidiaría con la falta de infraestructura y las crecientes tasas de criminalidad.

Brasil organizará el torneo en 12 ciudades, lo que muchos críticos creen que es demasiado ambicioso debido a la falta de opciones de transporte.

La Fifa quería que el Mundial tuviera 10 sedes, pero el número se amplió debido a un pedido del Gobierno local.

Reuters

COMENTAR
GUARDAR