Mario Balotelli empañó la fiesta del Inter con su actuación al final del partido
Archivo

Mario Balotelli empañó la fiesta del Inter con su actuación al final del partido

El "enfant terrible" del Inter volvió a desafiar a la grada del Giuseppe Meazza, enfrentándose a los aficionados interistas y a varios de sus compañeros al término del partido de 'Champions'.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
21 de abril 2010 , 05:01 a.m.

En una noche mágica para los de Mourinho, que ganaron por 3 goles a 1 al  Barcelona, el jugador italiano de origen ghanés volvió a ser protagonista del encuentro y no precisamente por sus goles.

Tras el pitido final, Balotelli respondió a los aficionados que le silbaban desde la grada quitándose la camiseta "nerazzurra" y tirándola al césped en un gesto de rabia que no gustó a los seguidores de su equipo y que no hace sino agravar la tensión que se respira desde hace meses entre el jugador y la afición interista.

Para la prensa italiana, la enésima salida de tono del delantero deja la relación entre Ballotelli y el Inter al borde del divorcio.

"Supermario", como muchos llaman al jugador en Italia, ya mantuvo el pasado marzo un tenso tira y afloja con el técnico del Inter, el portugués José Mourinho, que le dejó fuera de las convocatorias del conjunto milanés durante cinco partidos consecutivos.

La prensa italiana aseguró entonces que el enfrentamiento entre 'Mou' y el joven Balotelli llegó al límite cuando el jugador se enfundó la camiseta del histórico rival, el Milán, en el programa cómico de la televisión italiana 'Striscia la notizia'.

Tampoco gustaron ni al técnico portugués ni a la presidencia del club las declaraciones del delantero en las que manifestó que desde niño era milanista.

Cuando parecía haberse reconciliado con su equipo, la provocación del joven Balotelli, de 20 años, tirando la camiseta de su equipo y enfrentándose a varios de sus compañeros en el vestuario hizo saltar nuevamente las alarmas.

Tras el partido de ayer, el propio José Mourinho reprobó el comportamiento del futbolista, aunque aseguró que cuenta con él para el encuentro de Liga del próximo fin de semana frente al Atalanta.

El gesto de Balotelli no gustó tampoco a varios de sus compañeros de filas, que celebraban exultantes sobre el césped una victoria que les acerca a la final de la Liga de Campeones.

"Es una pena que se estropee una fiesta como ésta con un gesto así", dijo el capitán del Inter, el defensa Javier Zanetti, quien añadió que "Mario tiene que aprender a estar tranquilo y a hacer lo que sabe, jugar al fútbol".

Por su parte, el serbio Dejan Stankovic intentó restar importancia al enfrentamiento, diciendo que "Mario es aún un niño".

A falta de cuatro jornadas para que concluya el campeonato italiano, los aires de divorcio que se respiran entre Balotelli y la afición del Inter podrían tener la llave de la continuidad del futbolista en las filas del equipo "neroazzurro".

EFE

COMENTAR
GUARDAR