Messi, cada vez más grande: es el máximo goleador del Barcelona
Archivo

Messi, cada vez más grande: es el máximo goleador del Barcelona

Con su tripleta ante Granada en la Liga de España, llegó a 234 goles y superó a César Rodríguez.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
20 de marzo 2012 , 12:36 p.m.

Lionel Messi quebró el martes el récord de goles del Barcelona al marcar un doblete en el partido de su equipo contra el Granada por la liga española de fútbol, horas después de comprobarse que el total de tantos de César Rodríguez fue de 232 y no de 235.

Con sus tres conquistas, a los 17, 68 y 86 minutos, Messi sumó 234 tantos con la casaca del conjunto azulgrana.  El Centro de Documentación y Estudios del FC Barcelona y el diario La Vanguardia realizaron un estudio conjunto para verificar el número oficial de goles que anotó Rodríguez en la década de 1950. 

El estudio halló que César había marcado tres goles menos de lo que se había creído hasta ahora, afirmó más temprano el Barça en un comunicado en su página web (www.fcbarcelona.com). 

Messi, Mejor Jugador del Año, suma 54 goles en todas las competiciones esta temporada. El atacante, de 24 años, disputa su octava temporada en el club.

Messi necesitó 314 partidos para superar la marca de César, quien disputó 354 encuentros oficiales. 'Hay que recordar que César Rodríguez es el máximo goleador del club en partidos oficiales, pero que el récord absoluto está en poder de Paulino Alcántara, que marcó 369 goles en 357 partidos oficiales y amistosos', señaló el club.

Así fue el partido ante Granada

Messi fue determinante para la victoria de su equipo, que se sitúa a cinco de la cabeza del Campeonato y suma 34 goles en la Liga, con lo que se convierte en el máximo goleador del torneo, en un partido extraño, dominado a placer por los azulgrana en el primer tiempo y que llegó a empatar el equipo de Abel Resino en la segunda mitad.

Fue, además, la mejor manera que tuvo el argentino de rendir homenaje a la delantera del Barça de la 'Cinco Copas', acabó con el récord de César y lo hizo el día en el que el Camp Nou rindió homenaje al fallecido Estanislao Basora.

Cuatro minutos, el primer gol, y en diecisiete, el partido parecía liquidado. Jugó el Barcelona muchos minutos con la marcha reductora, sin la necesidad de acelerar sus acciones más allá de lo necesario frente a un rival que apenas le exigió, ni siquiera en el plano físico, que cuando los andaluces igualaron el marcador, los azulgrana tuvieron todas las dudas.

De salida, se movió el equipo de Guardiola al son de Xavi y con la electricidad de Isaac Cuenca. El canterano, pegado a la línea de cal, desbordó en cuanto se lo propuso a Cortés y generó múltiples opciones con sus jugadas desde la izquierda. Y Cuenca lo intentó desde el primer minuto. En el cuatro regateó al lateral, puso el balón en el segundo palo y Messi asistió de cabeza a Xavi.

El 'seis' del Barça, en su mejor temporada como goleador, no perdonó en la primera que tuvo. El Granada mostró todas sus dudas y dejó jugar demasiado a los azulgranas. Con tiempo y pausa los de Guardiola son insuperables, si además en el minuto 4 los locales ya iban por delante, el panorama para los andaluces era muy negro. El despliegue físico y la profundidad de Alves por la derecha, la intensidad de Puyol y de Keita, la clarividencia de Xavi y el carácter matador de Messi, con todo eso al Barça le bastaba.

El Granada, a siete puntos de la zona de descenso, no exigió al Barça en el primer tiempo. Había perdido en sus diecisiete visitas anteriores al campo de los azulgrana y de la última ya habían pasado más de 36 años.

Sin embargo, en el inicio del segundo tiempo, una falta botada desde la izquierda fue rematada por Mainz y, casi sin buscarlo, el equipo de Abel Resino se encontró con el 2-1 (m.55) y creyó en el milagro. Pagó cara el Barça su indolencia, pero la sorpresa fue en aumento, cuando en una jugada de Dani Benítez con Alves acabó en penalti. Siqueira (2-2, m.62) transformó la pena máxima y el Granada, cabizbajo hasta entonces, había resucitado sin saber muy bien cómo.

El cuarto de hora final fue para Iniesta y Tello, quienes entraron por Alexis y Thiago. Se dedicó el Barcelona a controlar el partido. Entró Geijo por Ighalo para forzar la situación, pero quien triunfó fue Cristian Tello. A ocho minutos para el final, el Barça respiró en una acción magistral de Iniesta y, sobre todo, el gol de Tello, un jugador que aprovecha al máximo los minutos que Guardiola le da.

Este martes, el eléctrico extremo cazó un rechace dentro del área para sentenciar el partido con un remate con efecto al palo largo del portero.

Pero no acabó aquí el partido. En ocho minutos, aún hubo tiempo de ver dos goles más y una expulsión. Messi cerró su actuación con la tripleta. El expulsado fue Dani Alves, por tocar el balón con la mano. Siqueira cerró el partido desde el punto de penalti con un homenaje a Antonin Panenka.

Ficha técnica

Barcelona: Víctor Valdés; Alves, Piqué, Puyol, Adriano (Mascherano, m.46); Keita, Xavi, Thiago (Iniesta, m.72); Cuenca, Alexis (Tello, m.72) y Messi.
Granada: Julio César; Cortés, Mainz, Borja Gómez, Siqueira; Jara (Uche, m.46), Moisés Hurtado (Abel Gómez, m.70), Mikel Rico, Dani Benítez; Martins; e Ighalo (Geijo, m.78).

Goles: 1-0, m.4: Xavi. 2-0, m.17: Messi. 2-1, m.55: Mainz. 2-2, m.62: Siqueira, de penalti. 3-2, m.67: Messi. 4-2, m.82: Tello. 5-2, m.86: Messi. 5-3, m. 89: Siqueira, de penalti.

Árbitro: José Antonio Teixeira Vitienes (Comité Cántabro). Mostró cartulina amarilla a Ighalo (m.8), Dani Benítez (m.34), Keita (m.48), Cortés (m.59), Alves (m.61), Moisés Hurtado (m.63), Borja (m.65), Mascherano (m.88), Geijo (m.90+1) y a Abel Gómez (m.90+3). Expulsó por doble amonestación a Dani Alves en el minuto 88.

Incidencias: asistieron al encuentro 62.461 espectadores en partido correspondiente a la vigésimo novena jornada de Primera División.

REUTERS Y EFE

COMENTAR
GUARDAR