Un confundido Leonel Álvarez pasó por Barranquilla
Apuestas Futbolred
Archivo

Un confundido Leonel Álvarez pasó por Barranquilla

Frente a Argentina, el DT de Colombia hizo los cambios a tiempo, pero se equivocó en la elección.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
16 de noviembre 2011 , 03:26 a. m.

Uno de los puntos flojos del cuadro colombiano en estas fechas de noviembre, en las eliminatorias, tiene que ver con el manejo que Leonel Álvarez le dio a los partidos desde la raya.

Frente a Venezuela, el adiestrador colombiano no reaccionó a tiempo. Sí lo hizo César Farías y la 'vinotinto' igualó un encuentro que pudo haber sido para el local. Frente a argentina, erró la escogencia de las sustituciones.

Este martes, con la 'albiceleste' en frente, el público se dio cuenta primero que el DT, que el seleccionado nacional necesitaba un revulsivo. El clamor de la tribuna en tres instantes del compromiso fue claro, pero Álvarez no les dio gusto a sus compatriotas.

Las cerca de 50 mil almas que colmaron el estadio Metropolitano este martes, se quedaron con las ganas de ver a Teófilo Gutiérrez. El goleador de Racing vio el juego frente a los argentinos desde el banco. A los cinco minutos del segundo tiempo un grito ensordecedor se oyó en el estadio: 'Teo', 'Teo', 'Teo'. Eran los aficionados que reclamaban al atacante, que nunca vio acción.

Tanto se demoró Leonel en darle aire al equipo, que cuando volteó, después darle indicaciones a Dayro Moreno, Lionel Messi ya celebraba una de sus pilatunas en Barranquilla.

Dejó a Adrián Ramos los 90 minutos en el campo, cuando el tanque le alcanzó al vallecaucano para 60. Y luego sacó a Jackson y metió al inofensivo Darwin Quintero, que se perdió como único punta entre las dos torres centrales argentinas, Fernández y Desábato.

En esos intervalos entre los cambios, hubo mucha charla con Julio Comesaña, mucha observación, bastante dialogo, el AT venía e iba, pero la pelota seguía rodando y el equipo cada vez corría menos. Con el 2-1 en contra, ya no hubo tiempo, se agotaron las variables y Leonel dejó en el ambiente la impresión de no leer bien lo juegos.

La mirada clavada al piso con la que el DT antioqueño se fue a los vestuarios y algunos insultos que bajaron desde las gradas, hablaron por sí solos. Se dejaron escapar cinco puntos en casa y frente a rivales directos en el camino a Brasil 2014. Los planteamientos de arranque fueron acertados, pero a la Selección le costaron las segundas partes y desde la raya no hubo decisión.

Frente a venezolanos y argentinos, un confundido Leonel Álvarez pasó por Barranquilla.

Diego Loiaza Gómez
Enviado Especial de Futbolred.com
Barranquilla
diegom@eltiempo.com

COMENTAR
GUARDAR