Intenso derbi: Arsenal le dañó la fiesta al Chelsea en Stamford Bridge

Intenso derbi: Arsenal le dañó la fiesta al Chelsea en Stamford Bridge

Este martes empataron 2-2 en un juego que dominó el equipo de Frank Lampard, pero no le alcanzó.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Chelsea

Chelsea y Arsenal empataron 2-2 en el derbi londinense de la jornada 24 de la Premier League.

Foto: EFE

21 de enero 2020 , 05:59 p. m.

Fue un derbi intenso y emocionante el que se vio este martes en Stamford Bridge, la casa del Chelsea: en la primera parte el equipo local se puso en ventaja y el Arsenal se quedó con 10 hombres por la expulsión de David Luiz. Sin embargo, el equipo de Arteta no se rindió y luchó hasta el final, al punto de complicarle el partido al Chelsea y robarle un punto. Al final 2-2 y el cuadro de Frank Lampard sigue en una racha de malos resultados que le hacen peligrar la cuarta casilla, que da cupo a la próxima Champions.

El Chelsea aprovechó un error grosero de Shkodran Mustafien del Arsenal para ponerse arriba. Una terrible cesión de Mustafi provocó un penalti y el posterior gol de Jorginho. El expulsado por la catastrófica jugada fue David Luiz, pero el gran señalado fue Mustafi.

El central alemán se confío al cederle una pelota a Bernd Leno. Le dio sin fuera y Tammy Abraham le robó la cartera, regateó a Leno y fue derribado por Luiz. El árbitro pitó penalti, expulsó a Luiz, que además se fue abucheado y entre las risas de sus exaficionados, y desencadenó una noche de sufrimiento para el Arsenal, arreglada por los milagrosos tantos de Martinelli y Bellerín.

De poco se pueden quejar los 'Gunners', puesto que desde el primer minuto el derbi de Londres tenía color azul. Las mejores ocasiones llegaron para ellos. Un remate de cabeza de Abraham que Leno retuvo bien colocado. Un centro-chut al larguero de Callum Hudson-Odoi, alguna que otra entrada por banda de Azpilicueta.

De no haber sido por el error de Mustafi, el Chelsea seguramente hubiera acabado marcando, pero el alemán, con esa jugada catastrófica, dio más gasolina a sus críticos, esos que le ridiculizan por las redes sociales y ante los que se alzó esta semana.

El otro gran perjudicado fue David Luiz, quien sin tener culpa de nada, se marchó con una expulsión y un frío, por no decir otra cosa, recibimiento en Stamford Bridge, estadio en el que pasó seis años de su carrera.

Pero las traiciones se pagan caras en el fútbol inglés y Luiz decidió el pasado verano cambiar Chelsea por Arsenal. De ahí los abucheos y las carcajadas cuando se marchó cabizbajo al túnel de vestuarios, con más de 60 minutos por delante para que el Chelsea de Lampard disfrutase de la superioridad ante el vecino. Y más o menos controló el juego.


Viviendo permanentemente en el área del Arsenal, pero sin acercarse al segundo, el Chelsea se descompuso en una carrera de más de 70 metros. En un córner a favor, el despeje en la frontal de su propia área lo recogió el joven Martinelli. Inició una carrera sideral, en la que por el camino se le resbaló Kanté, abriéndole las puertas del gol.

Solo tuvo que llegar hasta Kepa y batirle por bajo. El Arsenal lo dio todo por aguantar y al Chelsea le entraron las prisas. Azpilicueta estuvo certero para poner el 2-1 y todo se ponía de cara para que fuera el héroe, pero una vez más le robaron el protagonismo. Contra el Ajax, en esa misma portería hace unos meses, fue el VAR el que le quitó un tanto heróico, esta vez, fue Héctor Bellerín.

El lateral español, apenas unos minutos después de que el Chelsea consiguiera el que parecía el gol del triunfo, sacó un disparo desde fuera del área con la pierda zurda (en teoría la mala) para nivelar el partido y dejar el 2-2 en el marcador.

Resultado que, por otra parte, no sirve a ninguno de los dos equipos y que deja al Arsenal décimo, a diez puntos de la Liga de Campeones, y mantiene al Chelsea cuarto, con seis de ventaja respecto al quinto clasificado.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • PREMIER LEAGUE
  • LIGA DE ESPAñA
  • CHAMPIONS LEAGUE
  • UEFA EUROPA LEAGUE