Ex jugador del Real Madrid, juzgado por presunto fraude fiscal

Ex jugador del Real Madrid, juzgado por presunto fraude fiscal

La fiscalía pide cinco años de prisión para el jugador que también jugó con la selección española.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Xabi Alonso - juzgado

Xabi Alonso, ex jugador del Real Madrid, juzgado por presunto fraude fiscal.

Foto: EFE

09 de octubre 2019 , 07:55 a.m.

El exfutbolista Xabi Alonso defendió este miércoles su inocencia a la puerta de Audiencia Provincial de Madrid, adonde asistió a declarar como presunto autor de tres delitos contra la Hacienda Pública en los ejercicios 2010, 2011 y 2012. El juicio es contra Xabi Alonso, actual entrenador del filial de la Real Sociedad; su asesor fiscal, el abogado Iván Zaldúa; y Ignasi Maestre, el que fuera administrador de la sociedad Kardzali, que adquirió los derechos de imagen del jugador.

Cada uno de ellos se enfrenta a una petición de la Fiscalía de cinco años de prisión por la supuesta comisión de tres delitos contra la Hacienda Pública durante los ejercicios fiscales de 2010, 2011 y 2012, así como una multa de cuatro millones de euros y una indemnización conjunta a Hacienda de algo más de dos millones por el perjuicio a la Administración tributaria.

“No hay acuerdo de última hora” anunció en las escaleras de la Audiencia atestadas de medios de comunicación el exjugador, para el que la fiscalía pide cinco años de prisión y cuatro millones de euros de multa.

El donostiarra, entrenador del filial de la Real Sociedad, aseguró que “confía en la justicia “ y que ha venido a defender su inocencia. En el juicio también están acusados sus asesores fiscales Iván Zaldía e Ignasi Maestre.

Alonso declaró que cuando estaba jugando en el Liverpool recibió una oferta para fichar por el Real Madrid y en ese momento su asesor fiscal, Iván Zaldúa, le propuso constituir una sociedad para la explotación de los derechos de imagen.


Aseguró que accedió porque Zaldúa le dijo que era un procedimiento habitual y legal, que confió en él y que no le habló en ese momento de posibles beneficios fiscales. Alonso añadió que percibió cinco millones de euros por la cesión de los derechos de imagen a la sociedad Kardzali en un contrato firmado el 1 de agosto de 2009 cuando aún era residente en el Reino Unido y no en España, y que no participó en ninguna negociación con las firmas que contrataban sino que se limitaba a dar el consentimiento para participar en campañas publicitarias.

El fiscal mantiene que, en realidad, se trató de una cesión de derechos "aparente". "He sido transparente y claro, siempre he entregado todos los documentos y nunca he ocultado nada en el impuesto de mi patrimonio ni en la declaración de la renta pues entendía que estaba bien hecho", ha dicho Alonso, que ha explicado que depositaba para ello toda la confianza en su asesor fiscal.

Alonso recordó que pagó "varios millones de euros" a la Hacienda española y ha insistido: "Nunca he actuado pensando en ocultar algo y he pagado lo que tocaba". Por su parte, Iván Zaldúa ha explicado que la operación que realizaron fue para obtener beneficios fiscales pero ha aclarado que Kardzali se constituyó legalmente en Madeira, "que no está considerada como paraíso fiscal", cuando Alonso aún no era contribuyente en España pues residía en Liverpool.

COMENTAR
GUARDAR