El lado oscuro

El lado oscuro

Nicolás Samper critica la poca empatía del presidente de Conmebol con la actualidad del fútbol.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Nicolás Samper, columnista invitado.

Foto: Archivo Particular

05 de mayo 2021 , 01:46 p. m.

Sensatez es el calificativo que se desconoce en el diccionario de la Conmebol, pendiente de otras cosas y su rector, Alejandro Domínguez, muy en sintonía con eso de no importarle absolutamente nada, publicó este martes en su cuenta de Twitter un post alegórico a la celebración del día de la Guerra de las Galaxias. Sensatez, esa palabra que hace falta en estos tiempos oscuros, donde la luz parece extinguirse. Mientras tanto Independiente de Avellaneda padecía en Brasil y se forzaba a como diera lugar la realización del duelo Santa Fe-River, a pesar de la durísima situación que está viviendo nuestro país.

Es que los que toman las decisiones dan por hecho todo, más allá de las circunstancias que rodeen una crisis o una nación, como ocurre en este momento con nuestro país. Se tiene que hacer y punto. No hay más discusión. Sin meterse al asunto de la liga local -que no debió jugarse por cuenta de los momentos de caos que en este momento atraviesa una nación que parece nunca cansarse del desangre que los poderosos proponen-, la intención de que no se jugarse el partido Santa Fe-River en Armenia provino más de la lógica pura de los argentinos, que no encontraron la posibilidad de encontrar garantías para que no ocurriera nada con su declaración. Nunca del ente que domina el fútbol de Sudamérica.

Y Armenia, que cuenta seguramente con uno de los estadios más lindos de Colombia -el orondo Centenario, con su óvalo casi enterrado en el suelo y con las hermosas torres de iluminación que asemejan jirafas- no tendrá fútbol porque River lo decidió así y además está perfecto, así como Lanús y Argentinos Juniors también cierran la puerta de su viaje a Colombia, porque nadie va a visitar un lugar en el que no se ofrezcan las mínimas posibilidades de que no pase nada, pero de nuevo la Conmebol, con su insaciable costumbre de exponer lo que sea necesario con tal de que se cumplan sus dictámenes, seguramente replanteará el juego y mientras se escribe esta columna se habla de la posibilidad de Asunción como sede del Santa Fe-River. Y seguirá tratando de reprogramar y reprogramar y sostendrá esa bandera de la Copa América hasta que las posibilidades le digan lo contrario. Tal vez con el fin del mundo podría aplazarse.

¿Qué hubiera pasado si un club sin el poder de River Plate, digamos un Tolima, hubiera decidido plantarse y no viajar a un sitio envuelto en la confusión?

Lo que se sabe es que en una situación así -y eso crea que lo dicta hasta la lógica infantil- debería haber un stop que provenga de la institucionalidad. Un pare, una detención y volver a barajar de nuevo: es difícil estar pensando en fútbol cuando muere gente en las calles. Y aún peor: por cómo están muriendo y por quiénes están siendo los tenebrosos perpetradores.

Domínguez empezó su martes con la celebración del día de la Guerra de las Galaxias. En este papelón, decidió ponerse el disfraz de Darth Vader.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • PREMIER LEAGUE
  • LIGA DE ESPAñA
  • BUNDESLIGA
  • SERIE A