¿Mala elección? Los fracasos demuestran que Nacional ha decidido mal

¿Mala elección? Los fracasos demuestran que Nacional ha decidido mal

Al equipo verdolaga le faltó inteligencia al momento de buscar a sus entrenadores.  

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Extranjeros Nacional

Extranjeros en Nacional y su mala experiencia previa y posterior. 

Foto: Archivo

27 de mayo 2019 , 11:24 p.m.

En medio de las especulaciones antes de conocerse la decisión oficial respecto a quién será el nuevo técnico de Atlético Nacional y aunque también se habló mucho de la culpa de los jugadores, los datos reflejan que al equipo de la capital de Antioquia también la faltó inteligencia y buen ojo al momento de elegir a los entrenadores que estuvieron al frente del club, luego de la salida de Reinaldo Rueda.

Lo dicho anteriormente toma fuerza cuando se analizan los rendimientos posteriores a la salida de Nacional por parte de los técnicos Jorge Almirón y Juan Manuel Lillo, así como el rendimiento previo a la llegada de Paulo Autuori, quien más allá de su gran hoja de vida, no tuvo un paso favorable por Bulgaria, lugar en el que dirigió previo a llegar al equipo verde.

De igual manera, evidencia el error de la dirigencia, que más allá de encontrar técnicos con buena hoja de vida, pareció no entender las necesidades reales del grupo y la actualidad de sus elegidos.

Juan Manuel Lillo
Aunque no lo avalaba su paso por Millonarios, la elección de Nacional fue una apuesta por la experiencia internacional y por un conocedor del buen fútbol que supo inspirar a Pep Guardiola. Lillo siempre brilló más como asistente que como DT principal y eso lo volvió a demostrar en el equipo verde de Antioquia, en el que las derrotas terminaron por condenarlo y se marchó con más pena que gloria.

Su siguiente experiencia como DT fue en Vissel Kobe de Japón y la que parecía una liga sencilla para un tipo de tanta experiencia, que además contó con experimentados como David Villa, Andrés Iniesta y Lukas Podolski en su equipo, terminó siendo un suplicio al que renunció luego de 6 meses de malos resultados, que, durante el último torneo, hicieron que el club se ubicara décimo entre 18 equipos.

Jorge Almirón

En su primera experiencia en Colombia, el técnico argentino intentó demostrar toda su capacidad y las características que lo llevaron a lograr la final de Copa Libertadores en 2017 bajo el mando de Lanús, equipo con el que quedó campeón en Argentina en 2016 y brilló en el fútbol del país del sur del continente. Sin embargo, su historia con Nacional no fue la misma, llegó a segunda fase de Copa Libertadores, perdió una final con Tolima y no pudo imprimir el mismo fútbol que en su país.

Dejó Nacional en agosto y en noviembre asumió como nuevo entrenador de San Lorenzo de Almagro, allí lo único que logró fue una clasificación a la segunda fase de Copa Libertadores, ubicándose segundo del grupo F, detrás de Palmeiras pero superando a Junior y Melgar. Sin embargo, el rendimiento de Almirón fue nefasto en San Lorenzo, no ganó en el torneo local, sumó apenas 4 victorias en 25 juegos y el promedio de gol fue de 0,56 por partido, demostrando que lo mal que le fue en Nacional no fue simple coincidencia.

Paulo Autuori
Otro que sufrió con su primera experiencia en Colombia y al que le costó la necesidad de Nacional por los buenos resultados. No pudo reforzar el equipo por los problemas legales de Nacional, pero aun así intentó pelearla, sin embargo, el grupo pareció nunca adaptarse a su estilo y los planteamientos realizados nunca lo favorecieron.

Auturi venía de un título menor con Atlético Paranaense (Campeonato Paranaense 2016), pero no tuvo la misma suerte en el Brasileirao, donde terminó a mitad de tabla. Luego, en sus cuatro meses al frente de Ludogorets de Bulgaria, no consiguió meterse en fase de grupos de la Champions League y el mal arranque en la Europa League le significó al club, que no terminó dicho certamen dirigido por él, su eliminación y su lugar como último del grupo.

Como pueden ver, el panorama de los técnicos que eligió Nacional, en su momento, no fue bueno, por lo tanto, para la próxima elección la dirigencia deberá entender bien a qué quieren apuntar para que no se repitan los errores cometidos hasta el momento.

COMENTAR
GUARDAR