El debut sin Neymar: así fue el rendimiento de Brasil frente a Bolivia

El debut sin Neymar: así fue el rendimiento de Brasil frente a Bolivia

El equipo dirigido por Tite goleó al equipo boliviano pero sufrió para abrir el marcador. 

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Everton - Bolivia

Everton anotó el tercer gol brasilero y definió el partido.

Foto: EFE

14 de junio 2019 , 10:06 p.m.

La ausencia de Neymar era uno de los puntos clave de los que se habló antes del inicio de la Copa América y, por ende, antes del debut de Brasil. El equipo de Tite, quien decidió convocar a Willian en reemplazo de su máxima estrella, no sufrió para golear a Bolivia, pero sí lo hizo para abrir el marcador, concluyendo los primeros 45 minutos del debut con un empate a cero que se reflejó en los silbidos del público local hacia su seleccionado.

Si bien desde los primeros minutos de juego hubo oportunidades para el equipo brasilero, las alternativas en ataque no supieron resolver dichas posibilidades y aunque Richarlison, Neres y Roberto Firmino encontraban constantemente el camino para pisar el área rival con dominio de la pelota, no hubo capacidad resolutoria, lo cual no le permitió a los locales llegar al ansiado gol.

Ese punto, fundamentalmente, el del gol, fue el que con el paso de los minutos empezó a sembrar ansiedad en quienes tuvieron que resolver, la pelota se iba por los lados, el arquero rival, Lampe, sacó un disparo que tenía dirección de gol y ni Coutinho, eje del juego brasilero, ni ninguno de los mencionados anteriormente, supo encontrarle la vuelta al “bus parqueado” por la Selección de Bolivia en su área.

La segunda parte, entretanto, arrancó tal como la primera: Brasil intentando desde el inicio y Bolivia metido conservando el resultado; pero llegó el error, una mano abierta de un defensor, que debió ser verificada con el VAR, le permitió a los brasileros abrir la cuenta y también la posibilidad de jugar con más soltura pese a que Bolivia no cambió su postura ultra defensiva.

Ese punto, fundamentalmente, el del gol, fue el que con el paso de los minutos empezó a sembrar ansiedad en quienes tuvieron que resolver, la pelota se iba por los lados, el arquero rival, Lampe, sacó un disparo que tenía dirección de gol y ni Coutinho, eje del juego brasilero, ni ninguno de los mencionados anteriormente, supo encontrarle la vuelta al “bus parqueado” por la Selección de Bolivia en su área.

La segunda parte, entretanto, arrancó tal como la primera: Brasil intentando desde el inicio y Bolivia metido conservando el resultado; pero llegó el error, una mano abierta de un defensor, que debió ser verificada con el VAR, le permitió a los brasileros abrir la cuenta y también la posibilidad de jugar con más soltura pese a que Bolivia no cambió su postura ultra defensiva.

Desde ese primer gol, Richarlison tuvo más ventajas y dribló con mayor facilidad, Coutinho siguió siendo el eje del juego pero sus proyecciones en ataque se tradujeron en el segundo gol y la entrada de Everton le permitió a los locales ampliar su ventaja tras una gran jugada individual.
Brasil, después del gol, no extrañó a Neymar como sí lo hizo en la previa del primer tanto y aunque el atacante de PSG no es un jugador goleador, frente a este tipo de partidos cerrados sí puede ser él quien encuentre caminos, como no lo hicieron Coutinho y el resto de titulares elegidos por Tite.

El equipo local ya pasó su primer examen, sin embargo, habrá que ver qué sucede cuando se enfrente a un rival más poderoso.

COMENTAR
GUARDAR