Brasil, de los "cuatro fantásticos" al "dúo dinámico" en la Confederaciones
Apuestas Futbolred
Archivo

Brasil, de los "cuatro fantásticos" al "dúo dinámico" en la Confederaciones

Con Kaká y Robinho pero sin Ronaldinho y Adriano, fuera de la Copa Confederaciones por baja forma, Brasil deberá olvidarse en Sudáfrica de los "cuatro fantásticos" de Alemania-2005.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
13 de junio 2009 , 07:55 a. m.

Los dos puntas auriverdes son las principales armas de la Seleçao para soñar con retener el título de hace cuatro años y su entrenador Dunga no ha dudado en mantenerlos en el equipo, pese a sus temporadas poco brillantes en sus clubes.

Desde su llegada al banquillo de Brasil, Dunga mantuvo las expectativas en aquel cuarteto infernal, aunque nunca pudo juntarlos, ya sea por haberle dado descanso a algunos, como en la Copa América-2007, o pobre nivel futbolístico.

La caída de nivel de Ronaldinho en su período final en el Barcelona llevó al seleccionador a marginarlo, pero siempre aclarando que lo esperaba si se ponía a punto físicamente.

De hecho, lo hizo en los Juegos Olímpicos, aunque su resultado fue flojo y el ex Gremio perdió puntos en la estimación del entrenador.

"Ha jugado poco esta temporada, necesita ganar ritmo. Tenemos que tener sentido común para armar el mejor Brasil", sostuvo a la hora de justificar la ausencia de un histórico como Dinho en un torneo de fuste.

Con Adriano la situación se descarriló en estos útlimos meses, cuando perdió forma por abandonar el Inter, justamente después de una fecha de eliminatorias sudamericanas en abril pasado.

Su recuperación en el Sao Paulo habían puesto al "Emperador" en boca de todos, tras hundierse en un pozo depresivo que lo hizo escapar de Italia en una primera oportunidad, bajoneado por el fracaso mundialista de 2006.

Ahora, Dunga no duda que Kaká es su líder indiscutido. Le da la camiseta "10", todo un símbolo para la torcida verdeamarela, y espera que la conexión con Robinho lo lleve a la gloria.

"Tenemos muchas cosas que aprender todavía", confiesa el flamante volante del Real Madrid, quien quiere volver a repetir título de Confederaciones "para llegar bien al Mundial-2010".

En efecto, Dunga gusta de la gambeta en velocidad de Robinho, una especie de perdición para un entrenador que valora mucho el contragolpe.

Pese a que el ex Real Madrid ha tenido muchos problemas esta temporada en el Manchester City, con pelea con su entrenador Mark Hughes y una acusación de violación incluida que lo desestabilizó (luego fue absuelto de los cargos), lo sigue manteniendo en el frente de ataque.

También cabe recordar que fue al único de esos cuatro fantásticos que citó para la Copa América de Venezuela-2007 y no le falló: fue el goleador y condujo a Brasil al título frente a Argentina en la final (3-0).

La perla Alexandre Pato y el tanque Luis Fabiano esperan para armar un nuevo "cuadrado mágico", con similares característica de juego de hecho, aunque parece difícil que Dunga arriesgue por un esquema de ataque neto que hace cuatro años maravilló al planeta en la Copa Confederaciones-2005.

Con el equilibrio justo que pretende siempre Dunga, la torcida deberá empezar a soñar con "el dúo dinámico Ro-Ka" en Sudáfrica.

Bloemfontein (Sudáfrica)
AFP

Comentar
Guardar