El drama del futbolista colombiano acusado injustamente en Inglaterra
Archivo

El drama del futbolista colombiano acusado injustamente en Inglaterra

Cristian Montaño fue arrestado bajo la sospecha de estar involucrado en amaño de partidos.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
28 de enero 2015 , 03:10 p. m.

Este futbolista colombiano, quien se formó en Inglaterra, país al que arribó cuando apenas era un niño, relató los dolorosos momentos vividos por haber sido señalado de cosas que no hizo. Ahora, feliz porque se demostró que era inocente, cuenta el drama.

Montaño, en esa nación, creció como jugador en las divisiones menores del West Ham. Luego, en el 2012, pasó a integrar las filas del Oldham, equipo de la League One (tercera división), allí disputó 48 encuentros y marcó cuatro goles. Sin embargo, el panorama cambió para el deportista nacional ya que surgieron acusaciones por amaños de partidos en los que se vio involucrado: su escuadra, por tal motivo, decidió suspenderlo, no le pagó el salario y rescindió su contrato unilateralmente.

En noviembre del 2013, el exjugador del Oldham fue incluido entre los 13 deportistas arrestados por la policía de ese país bajo la sospecha de amaño de juegos y apuestas ilegales. Ya han pasado 14 meses desde esa pesadilla, suceso que dejó marcado a Montaño, quien quedó en libertad recientemente tras cumplir parte de la condena que le fue impuesta por los amaños de los partidos; el Servicio de la Procuraduría de la Corona decidió desestimar el caso al no haber pruebas suficientes.

Tras el acontecimiento, el colombiano le concedió una entrevista a la BBC Mundo. Montaño, ahora, buscará justicia y acusa a su exequipo de doble moral y por haberle dado la espalda en momentos cuando más lo necesitaba. Además de eso, acusa al club de haber intentado contratar al galés Ched Evans cuando él sufría las acusaciones.

"Hubo momentos en los que no pude parar de llorar, pensaba que mi vida se había acabado, que no había ningún camino de regreso.  Ahora que el caso fue desestimado siento que las nubes ya no están sobre mi cabeza", expresó con alivio el futbolista colombiano que ahora tiene 23 años.

Según el periódico británico The Sun on Sunday, Montaño trató de forzar una amonestación en un partido contra el Wolverhampton a cambio de recibir dinero. No obstante, el colombiano nunca fue acusado formalmente y las pruebas recolectadas por el periodista Mazher Mahmood fueron consideradas poco fiables.

Cómo empezó su calvario

"El entrenador del Oldham (Lee Johnson) me llamó. Él me preguntó '¿Has visto lo que estoy viendo?' Le respondí que sí", recordó sobre la mañana en la que supo sobre las acusaciones.

"Yo estaba en Londres y le dije que quería regresar a Manchester para hablar con él. Él me dijo que vendría a mi casa en Manchester y le dije 'Perfecto, eso es genial'. Unos minutos después, un dirigente del Oldham me llamó y me preguntó dónde estaba".

Le conté que había hablado con el entrenador y que iba a regresar a Manchester con mi familia para encontrarme con él. Él dijo 'eso está bien, pero ¿dónde estás?' Le respondí que en casa de un tío en el norte de Londres", acotó Montaño.

"Colgó el teléfono y luego llamó otra vez, preguntando dónde estaba, la dirección. "Le dije que estaba en Tottenham, pero insistió '¿Dónde?'. Le pase la dirección y le reiteré que estaba a punto de salir para Manchester. Colgué el teléfono y me fui a duchar. En el minuto que terminé, la policía ya estaba en la casa".

Cristian se sorprendió muchísimo ya que el club era el único que sabía de su paradero, "sabían la dirección porque yo se las había dado por teléfono. Lo único que pude pensar en ese momento fue '¿Por qué'".

Se enteró de su despido por las redes sociales

"Cuando me soltaron en la estación de policía mi novia entró a Twitter a revisar los comentarios", recordó Montaño. "Mi novia se acercó y me dijo: 'Oldham terminó tu contrato', y yo le pregunté '¿Qué quieres decir?'". "Nadie del Oldham habló conmigo sobre eso. Nadie me explicó lo que estaban haciendo. Ellos se pusieron en mi contra, me dejaron solo", agregó.

La familia

"Pensé que mi carrera se había acabado. Pero mi mamá, mi novia y mi tía me dijeron constantemente que mantuviera la cabeza en alto, que no me preocupara porque tarde o temprano se iba a saber la verdad. Eso fue lo que me hizo seguir adelante", dice el futbolista nacional.

Asimismo, Montaño fue cuestionado sobre si alguna vez estuvo involucrado en amaños o si recibió dinero por esto:

"Nunca he aceptado dinero, nunca he tenido intención alguna de hacerlo", respondió contundentemente. "Nunca en un millón de años pensé en recibir dinero, nunca he pensado en hacer algo así en el fútbol, nunca".

Siempre fue inocente

"Me sentí decepcionado, molesto, porque yo no había sido condenado por algo. Hubo acusaciones, pero yo era inocente".

Cuenta Montaño que a él lo trataron de una manera diferente respecto al galés Ched Evans, que inclusive se vio obligado a buscar un nuevo camino para seguir con su carrera profesional. Regresó a Colombia en el 2014 y se probó con el América de Cali.

"Estoy dando lo mejor de mí por el equipo y con la esperanza de que un día, en un futuro cercano, pueda tener otra oportunidad en Reino Unido. La agarraría con la dos manos. Comenzaría ya mismo desde el punto en el que lo dejé".

Ahora, en 2015, Montaño anhela volver a tener una oportunidad para jugar fútbol en Inglaterra y demostrar todas sus condiciones.

Redacción Futbolred

Con información de BBC Mundo

COMENTAR
GUARDAR