Defenderse nunca será pecado (opinión)
Archivo

Defenderse nunca será pecado (opinión)

También es un arte en el fútbol y eso lo hizo bien Tigre de Argentina, para eliminar a Millonarios.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
29 de noviembre 2012 , 06:17 p.m.

Esta historia se ha repetido mucho en los últimos tiempos, la de un equipo que se mete en su campo, acumula nueve jugadores en 15 metros, ahorra el oxígeno como si fuera oro y, si le dan papaya, da un golpe y con ese gana el partido. Eso hizo Tigre para conseguir el cupo a la final de la Copa Suramericana, frente a Sao Paulo.

Ninguna de las 17 reglas del fútbol prohíbe defenderse. Por eso, así se vea muy feo, lo que hizo el equipo argentino en Bogotá es absolutamente válido. Es una fórmula más para conseguir la clasificación.

Además, Millonarios le facilitó el trabajo al atacar siempre por el centro, levantar la pelota y permitir que el rival obtuviera aire extra. Nunca un pase filtrado entre líneas, nunca una gambeta.


Igual, buena parte de la clasificación a la final no se perdió anoche. Se perdió cuando Millonarios no aprovechó la enorme superioridad que tuvo en el primer tiempo del partido de ida, en Victoria. Se demoró 181 minutos para encontrar un gol que tal vez mereció mucho antes. Hace ocho días, por ejemplo.

El aplauso con el que los hinchas despidieron a Millonarios fue merecido. No tanto por el partido de anoche, uno de los más flojos del equipo en los últimos tiempos. Es por el acumulado de diez partidos en los que los hinchas volvieron a soñar, y todavía les queda la opción de ganar la Liga local, así el camino esté cuesta arriba para el equipo de Hernán Torres. A la larga, la Copa pudo ser una distracción muy costosa.

José Orlano Ascencio
Subeditor de Deportes
EL TIEMPO
josasc@eltiempo.com
En Twitter: @josasc

COMENTAR
GUARDAR