Rusia y EE. UU., una rivalidad casi inédita en los campos de fútbol
Archivo

Rusia y EE. UU., una rivalidad casi inédita en los campos de fútbol

Estas dos selecciones se han enfrentado en nueve ocasiones con ventaja para los 'zares'.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
13 de noviembre 2012 , 08:19 a.m.

La tradicional rivalidad entre Estados Unidos y la Unión Soviética y, ahora, Rusia ha estado casi inédita en los campos de fútbol, a diferencia de otros deportes, en los que han luchado por la supremacía mundial.

El amistoso que disputarán este miércoles rusos y estadounidenses en el estadio "Kubán" de Krasnodar, ciudad en el sur de Rusia, será el noveno choque entre las selecciones absolutas de ambos países.

Esta estadística es válida si se toman en cuenta los dos partidos jugados por la Unión Soviética y otros tantos disputados por el combinado de la postsoviética Comunidad de Estados Independientes (CEI).

Los números favorecen claramente a Rusia y a su mayor acervo futbolístico: cuatro victorias, tres empates y una sola derrota. La breve historia de los duelos en un campo de fútbol entre los dos países comenzó el 2 febrero de 1990, cuando la selección soviética se impuso 1-3 a la estadounidense en un amistoso disputado en Palo Alto (California).

Para entonces a la Unión Soviética, sumida en un profundo proceso de cambio, le quedaban ya menos de dos años de vida. También en 1990, en noviembre, los soviéticos se midieron con los estadounidenses en un partido por la Copa del Caribe disputado en Port of Spain, que concluyó con un empate sin goles.

A comienzos de 1992 la selección de la CEI jugó dos amistosos en condición de visitante con Estados Unidos: el primero, en Miami, lo ganó 0-1, mientras que en el segundo, en Detroit, cayó 2-1.

Entre 1993 y 1994, la selección ya de Rusia disputó tres partidos amistosos con Estados Unidos, todos ellos en territorio norteamericano con un balance de una victoria (0-1) y dos empates (0-0 y 1-1).

Hasta ahora, la única visita de una selección estadounidense a Rusia fue en abril de 2000, ocasión en que los anfitriones se impusieron 2-0 en un amistoso disputado el estadio Dinamo de Moscú, con goles de Yegor Titov y Valery Karpin, quien por entonces defendía los colores del Celta de Vigo.

"Alcanzar y adelantar a Estados Unidos", fue una de las consignas que durante decenios repitió como un mantra la propaganda soviética pero que al menos tenía una excepción: el fútbol.

EFE

COMENTAR
GUARDAR