'Quiero mi pensión y la liquidación': Eduardo Guillio
Apuestas Futbolred
Archivo

'Quiero mi pensión y la liquidación': Eduardo Guillio

El exjugador de Millonarios asiste a diario a la antigua sede deportiva a firmar una planilla.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
24 de enero 2012 , 05:49 p. m.

El ex jugador brasileño, de 62 años, de Millonarios, Bucaramanga y Santa Fe en 2004 superó un trasplante de corazón y lo único que quiere ahora es vivir con tranquilidad.

Los últimos años de Eduardo Guillio no han sido color de rosa. El otrora puntero izquierdo, nacido en Sao Paulo (Brasil) el 11 de abril de 1949, jugó un verdadero clásico por su vida. En 2004 superó un trasplante de corazón y después de su recuperación se encontró con toda la crisis institucional de Millonarios, club del que fue jugador entre 1968 y 1974 y desde 1991 asumió su rol como técnico de equipos de las divisiones menores de los bogotanos.

"Hace un tiempo llegaron los nuevos dirigentes, nos dijeron que ya no pertenecíamos a Azul y Blanco sino a la vieja Corporación. Les dije que quería mi liquidación y la pensión, que es algo justo después de 21 años de trabajo. Ya si me quieren retribuir algo más, pues bienvenido", le contó Guillio a Diario Mío mientras descansaba en su casa en Bogotá.

El brasileño de nacimiento, pero colombiano de corazón tiene que ir todos los santos días hasta la Autopista Norte con 226 a firmar una planilla de asistencia y a cumplir con su jornada de trabajo.

"Duré mucho tiempo yendo hasta la finca a mañana y tarde, pero hablé con el doctor José R. Arango y le expliqué que ya no estaba para esos trotes, más con mis quebrantos de salud. Arango es quien tiene a cargo mi caso y dijo que me iba a cumplir. Esperemos que así sea", agregó el 'profe' Eduardo, quien ya no puede exigirse físicamente ni hacer mayores esfuerzos.

Después de tantos años de labores Guillio, quien tiene hijos nacidos en nuestro país (Eduardo Jr y Karen), siente tristeza al ver la antigua sede de prácticas de los azules desolada.

"Por allá pasaron muchas figuras que uno ayudó a formar y es complicado lo que sucede ahora. Y eso que en las últimas semanas están viniendo equipos a entrenar y uno se entretiene hablando con viejos amigos y alumnos que pasaron por el club", remató el ex futbolista que espera que el viejo Millonarios le dé solución a su situación.

Eduardo quiere tener una vejez tranquila gozando del cariño de sus familiares más cercanos y de Santiago y Juanita, sus nietos, quienes con cada palabra, caricia o pilatuna le arrancan sus mejores sonrisas. ¡Que le cumplan a Guillio!

Oscar Javier Ostos Mayorga
Subeditor de Deportes
Diario Mío

COMENTAR
GUARDAR