¡Volvió Zapata y celebró Atalanta! El 'Toro' se reconcilió con el gol
Apuestas Futbolred

¡Volvió Zapata y celebró Atalanta! El 'Toro' se reconcilió con el gol

El colombiano fue figura en una valiosa victoria en casa de Sampdoria.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Duván Zapata

Duván Zapata, delantero de Atalanta.

Foto: EFE

27 de octubre 2021 , 03:31 p. m.

Duván Zapata fue el hombre de la noche, de la fecha, de la felicidad de Atalanta, en su visita al siempre complejo Sampdoria.

El colombiano fue figura al anotar un gol y provocar otro en la victoria 1-3, con remontada incluida, en una reconciliación necesaria para el goleador, a quien se le espera en Colombia con esa misma inspiración.

A los 3 minutos ya fallaba Zapata lo que nunca sucedía: muy potente le salió el remate cruzado y se le fue afuera, lamentablemente. Más le dolería cuando Maehle fallara también, a los 5 minutos, una ocasión en la que el propio colombiano ayudó a abrirle espacio y mucho más se lamentaría a los 10, cuando Caputo castigó el mal regreso de Zappacosta y Sampdoria celebró el 1-0.

Pero el fútbol y su gran ubicación le dieron la revancha. Pudo ser a los 17, cuando apareció oportuno con su enorme presencia al cabezazo, pero Askildsen le arrebató el tanto al marcar en propia puerta.

Sería entonces a a los 20, cuando el goleador tomó un servicio sencillamente espectacular de Zappacosta, quien lo midió perfecto y le puso el balón para el cabezazo, lo que se iba a celebrar con toda la alegría contenido por el atacante tanto tiempo.

Seguía el Toro buscando el doblete, cuando a los 24 se lo perdía en otra veloz llegada a la que le faltó dirección y cuando, a los 30, tampoco lograba darle suficiente rumbo a su nuevo intento.

Se iban conformando los visitantes en el complemento y se iban cansando los locales, pero no Zapata, quien hasta trataba de meter una chilena sobre los 54. Llegaría al duelo Ilicic, quien sufrió una dura e impune entrada, y el tiempo fue pasando hasta un nuevo intento del delantero vallecaucano, en un servicio de su amigo esloveno, que se fue apenas desviado a los 80. A los 86 se fue el goleador, agotado pero feliz y motivado. Justo salió para ver el auténtico golazo que se apuntó ilicic a los 94, un remate potente y arriba, para bajar la persiana en el 1-3 final.

Esta vez no llegó Muriel y no hizo falta pues era la noche de un Zapata que se reconcilió con el gol e impulso a los suyos con un triunfo clave en Serie A.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • PREMIER LEAGUE
  • LIGA DE ESPAñA
  • SERIE A
  • BUNDESLIGA