¿James de titular o suplente? Razones para apostar al talento en casa
Apuestas Futbolred

¿James de titular o suplente? Razones para apostar al talento en casa

El técnico Reinaldo Rueda debe correr riesgos para resolver el grueso problema de gol.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
James Rodríguez

1. James Rodríguez

Foto: FCF

16 de noviembre 2021 , 06:00 a. m.

James Rodríguez llegó antes que todos, superó sus problemas físicos y la prueba es que tuvo minutos contra Brasil, se puso a tope para estar a disposición. Hizo lo suyo. Ahora la pelota está en terreno de Reinaldo Rueda, quien debe decidir si le alcanza o no para ser titular en Selección Colombia, este martes contra Paraguay (6:00 p.m.).

Del compromiso del zurdo ahora nadie duda: discreto como nunca antes, comprometido al punto de renunciar a estar con su familia en medio del duelo por su abuela para seguir en la concentración, disciplinado y paciente en el banquillo de suplentes, un alumno con una lección aprendida. La pregunta es otra: ¿ha superado ya los problemas físicos a los que se refirió el propio Rueda y han sido suficientes estos días para elevar el nivel físico al punto de lo que exige un partido vital para el futuro de las Eliminatorias? Esa es la cuestión.

James llega con poco más de 350 minutos en toda la temporada y en un equipo como Al-Rayyan, que está a años luz de la exigencia que fue siempre en alza durante toda su carrera. No, la Liga de Catar no da nivel para la clasificatoria más difícil del mundo. Pero él cumplió con salir de un Everton que previamente lo condenó a la inactividad, y esto fue lo que encontró. ¿Preferible PSG? Claro, pero esto es lo que hay y ya para otros jugadores no supuso un problema jugar en esas ligas menores, como Cuéllar o JuanFer Quintero. No sería coherente que afectara a James.  

Superado ese escollo, habría que saber, ¿por qué sí apostar ahora, en el calor intenso de Barranquilla y contra un rival que se cerrará desde el pitazo, a un jugador como James, que vuelve un año después de su última gris experiencia, en el 6-1 contra Ecuador? ¿Es el momento para que regrese?


La primera respuesta es SÍ. Porque el grave problema de generación de juego que mostró el equipo en los últimos cuatro juegos, en los que fue incapaz de anotar, requiere de un jugador que encuentre vías para dejar a los atacantes en posición de privilegio, teniendo el probado de talento de hombres como Luis Díaz en el frente: un balón que deje limpio hacia adelante será suficiente para sumar tres puntos. Después de todo la urgencia es ganar, no necesariamente golear.

¿Por qué más SÍ? Porque hay que aprovechar el envión anímico que trae, las ganas de revancha después de aguantar en casa una Copa América por TV y el golpe de confianza que implica para el grupo volver a tenerlo. Porque siempre que se puso la camiseta amarilla dio prueba de su talento y porque, como decía recientemente Leonel Álvarez, si hay que apostar por el zurdo no puede ser al final, como contra Brasil: "Yo prefiero salir jugando, tener a los jugadores que me permiten eso desde el inicio. Después el partido va dando otras cosas y uno termina sacrificando a esos talentosos, por eso yo prefiero salir con los que juegan desde el comienzo", decía el DT en DirecTV.

Y si fuera titular, ¿cómo integrarlo? La opción menos traumática sería enviar a Juan Guillermo Cuadrado al lateral derecho para que James ocupe el puesto por la derecha, abriendo de paso la opción de tener dos delanteros. Sería una manera de correr el riesgo de ir por el partido desde el pitazo. Lo otro sería un ajuste del módulo, manteniendo dos marcadores, a Cuadrado y Díaz como extremos y el 10 de mediapunta, detrás de un delantero. Las dos posiciones las conoce James de sus clubes y de la propia Selección.

El propio DT, diciendo sin decir, parecería inclinado a darle un voto de confianza al 10: "todos conocen lo que puede dar su inteligencia de juego, su liderazgo, su sinergia con los jugadores, eso será muy positivo... Pasará por qué puede hacer, qué lo deja hacer el rival. Cuantificar eso. Su salud está bien, pero que eso se transfiera en rendimiento solo se evaluará después del partido", dijo.

Y es que la única razón para guardar el talento en la alacena es pensar que con James se pierde un hombre para la marca, no solo por su actualidad sino porque es una tarea que al zurdo jamás le fluyó. ¿Acaso no es este el partido para correr ese riesgo? Contra Brasil, el super líder de la Eliminatoria, es sensato el sacrificio. Pero contra Paraguay, el octavo de la tabla y el rival al que no sirve sumarle sino ganarle, ¿tiene sentido relegarlo al banquillo cuando está sobre diagnosticado que el gran problema del equipo es que a nadie se le cae una idea?

Los caminos conducen a James y él quiere que sea así. El riesgo, como decía la publicidad, es que quiera quedarse. Ahora sabe que no lo hará de nombre, que debe exigirse a fondo, que del recuerdo de 2014 quedan solo las fotos, pero entiende también que, mientras no aparezca en el panorama una opción mejor, es su talento lo que hará la diferencia. La primera oportunidad para probárselo es este este martes, en Barranquilla, la que lo ama, lo abraza y lo espera. ¡No le puede fallar!

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • SELECCIóN COLOMBIA
  • COLOMBIANOS EN EL EXTERIOR
  • SELECCIONES NACIONALES