Everton, en la suya: gana de visitante contra West Ham y se ilusiona

Everton, en la suya: gana de visitante contra West Ham y se ilusiona

Un gol de Calvert-Lewin le dio triunfo clave a Ancelotti, preocupado ahora por Mina.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Calvert- Lewin

Calvert- Lewin marcó en Everton

Foto: Tomado de Twitter @EvertonESP

09 de mayo 2021 , 12:24 p. m.

Ya es costumbre, aunque no se puede decir que sea del todo sana: Everton ganó de visitante, lo hizo en la casa del duro West Ham y, gracias a esos tres puntos, la ilusión perdida tras la derrota contra Aston Villa en Goodison Park (1-2) de repente ha vuelto a encenderse con más fuerza.

La victoria justa por 0-1 es suficiente para devolver a la pelea al equipo de Ancelotti, quien sufre ahora la ausencia de sus dos colombianos, tras la caída de Mina en este duelo, en el que hacía una presentación impecable. Ya antes había perdido a James, quien esta semana volverá a entrenamientos.

Esta vez, en casa de West Ham, pasaron 20 minutos muy estilo Everton: correr, luchar más que pensar y ningún remate al arco. Vale decir que tampoco el local se animaba y Mina, quien volvía a la titular, no sufría más de la cuenta.

Hasta que se cansó el goleador y rompió el tedio en gran parte gracias al hermoso pase profundo, a la sutileza de un Godfrey que leyó bien el movimiento de su goleador y confió después en la definición fría que supuso el 0-1, a los 24.

Por poco Sigurdsson logra el segundo con un gran tiro libre a los 26, al que voló el arquero, e intentaba siempre Mina en los tiros de esquina que cedía el West Ham... sin mucho éxito.

Richarlison perdonaba en su doble intento a los 34 pero otra vez ganaba el mano a mano Fabianski y, como suele pasar, en el arco de en frente por poco se paga esa falta de efectividad cuando se amontonaban Godfrey y Mina y Coleman dejaba muy libre a Benhrama a los 38, en una jugada en la que desperdició, literal, el gol del empate.

Volvió a inquietar Fornals cuando aparecía Mina para el despeje pero sus compañeros no tomaban el rebote y entonces la mismísima Divina Providencia salvaba a Everton, en el remate de Bowen que iba perfecto, pero se estrelló en el palo y le cayó a las manos a Pickford.

Sin embargo, no hubo manera de celebrar el golpe de suerte pues Mina cayó al césped, aparentemente con una molestia en el aductor, el mismo bendito problema que lo sacó y lo volverá a sacar de acción, si los presentimientos son ciertos.

Se fue Richarlison, de nuevo sin pena ni gloria, y King, su reemplazo, perdonó a los 83 en un cabezazo que se estrelló en el palo, a gran asistencia de Calvert-Lewin.

La parte linda de la historia es que ahora Everton tiene 55 puntos y un partido menos, lo que significa que al ponerse al día igualaría a West Ham, hoy dueño del cupo a Europa League, y tendría un punto más que Liverpool. Claro, para eso debe ganar también en casa, no solo de visitante. Pero sin duda se ajustó la caja con estos valiosos tres puntos y la ilusión no se apaga, aunque sea sin los colombianos James y Mina, ambos lesionados.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • PREMIER LEAGUE
  • LIGA DE ESPAñA
  • BUNDESLIGA
  • SERIE A