¿Díaz, fantasma del que huyó Mané en Liverpool? Se repite caso Neymar
Apuestas Futbolred

¿Díaz, fantasma del que huyó Mané en Liverpool? Se repite caso Neymar

Liverpool, en el fondo, agradeció al ego del senegalés pues no podía retener a todo el tridente.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Luis Díaz, Mohamed Salah y Sadio Mané

Luis Díaz, Mohamed Salah y Sadio Mané.

Foto: Archivo EFE

23 de junio 2022 , 06:21 a. m.

"No tenemos que arrepentirnos de lo que perdemos, sino celebrar lo privilegiados que hemos sido por tenerlo. Es una leyenda, un icono moderno de Liverpool". Así despidió Jürgen Klopp a uno de sus jugadores emblemáticos, Sadio Mané. Y así, sin querer, reveló la verdad de su salida: ¡fue un alivio para el club!

¿Cómo? ¿En qué cabeza cabe que se puedan despedir de 20 goles por temporada sin asomo de nostalgia? De hecho, en la del propio Klopp, quien evitó la difícil decisión de escoger a quién eliminar, en un equipo que, como muy pocos, es realmente una familia.

"Liverpool nunca iba a poder mantener a Mane, Salah y Roberto Firmino más allá de la expiración de sus contratos en 2023. Con el trío en la misma edad y el mismo tiempo de contrato, los 'reds' siempre enfrentaron esta temida perspectiva de tener que elegir y, en última instancia, se les ha quitado de las manos la primera decisión difícil", dijo el diario Liverpool Echo antes de la confirmación del fichaje de Mané por Bayern Munich.


Y aquí es donde entra en escena Luis Díaz: cuando el senegalés decide salir ya se había adelantado Klopp al fichaje de su reemplazo, justamente el colombiano, a quien fichó no cuando Tottenham se asomó en el negocio sino cuando el DT olió que una de las tres patas de su mesa se iba a quebrar (Mané). ¿Por eso la prisa de ficharlo en invierno, cuando no hay grandes transferencias? ¡Claro! Fue por él a un precio menor, sabiendo que iría por Núñez en el verano a golpe de chequera, a cambio de casi 100 millones de euros, pues sabía, y aún sabe, que uno más del tridente puede despedirse pronto. A diferencia de otras ocasiones en las que esperó para reaccionar, como ante la salida de Coutinho, esta vez los 'reds' fingieron sorpresa cuando Mané se fue, mientras en realidad significó un alivio. No importa cómo se maquillé, así fue, sin filtros.

Mané, tras los pasos de Neymar

Pero está la otra parte de la historia: ¿por qué Mané querría aliviarle un problema a Liverpool, si no hay en Europa más de cinco clubes que le garanticen esa disputa de todos los títulos que ofrece Klopp? Ego, maldito (¿bendito?) ego.

¿Recuerda cuando en 2017 se fue Neymar de FC Barcelona en una transferencia récord porque estaba convencido que no sería balón de oro mientras estuviera a la sombra de Messi? Así, tal cual, solo que el fantasma de turno se llama Mohamed Salah.


Mané presionó su salida porque se cansó de ser el segundo de la fila, porque vio que la prioridad de la renovación fue siempre por el egipcio y lo entendió, tratándose del mejor jugador del año en la Premier League. Claro, eso no significa que tuviera que gustarle, por lo cual, cuando apareció Bayern Munich, entendió que sin Lewandowski (presionará y seguramente saldrá al FC Barcelona) sería el auténtico líder del equipo, se evitaría la molestia de un Manchester City que siempre iba a ser una piedra en el zapato en los títulos en Inglaterra y en cambio con los bávaros las fotos con trofeos serían la cotidianidad, incluyendo la disputa de la mismísima Champions League, 

El actual campeón africano viene lidiando con el fantasma que finalmente se ha quitado de encima desde 2016, cuando no le bastó marcar 13 goles para afianzarse en su posición pues le apareció Salah y ahora, para rematar, le llegó Díaz. Ya no hubo duda de que él no era la piedra angular, sino el egipcio, a quien entre otras cosas se dio el lujo de sacar del próximo Mundial. Pequeñas revanchas.

Será por eso que no hubo quejas, lamentos o reproches sino, como dijo Klopp "amor y gratitud". Fue un divorcio de lo más amigable en un momento ideal para todos. La diferencia con el caso Neymar es que Mané no se fue por dinero o por fama sino por aprovechar sus últimos años de gloria, con su madurez y su fútbol intactos. El tiempo dirá si en el futuro se arrepentirá él o lo hará Liverpool. Apostar era cuestión de vida o muerte... para todos.


SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • PREMIER LEAGUE
  • SERIE A
  • LIGA DE ESPAñA
  • BUNDESLIGA