¡No tiene fisuras! Liverpool supera a M. United y es recontra líder

¡No tiene fisuras! Liverpool supera a M. United y es recontra líder

Dos goles bastaron para tomar ventaja en casa y poner a 16 puntos al segundo de la Premier.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Liverpool vs Manchester United

Liverpool vs Manchester United

Foto: EFE

20 de enero 2020 , 12:34 a.m.

Decir que Liverpool no cree en nadie, que no parece sacar el acelerador en la carrera por el título de la Premier, que es cada día más superlíder, no es una novedad. Pero que además no tiene defectos y entiende cuándo arrasar y cuándo sacar el bus y atravesarlo ante su arco, eso sí podría ser nuevo.

Liverpool venció a Manchester United por un 2-0, que debió ser más largo por el gran primer tiempo que jugó, pero que llegó a estar en riesgo sobre el final, que tuvo a todos sus talentosos vestidos de overol para tapar a un visitante al que le faltó una pizca de confianza para creerse que podía hacer daño y que al cierre hizo la diferencia por una individualidad. 

La película empezaba como casi siempre: la pelota era del United pero el peligro era el sello del local.

Esta vez, solo 14 minutos esperó Liverpool para abrir la cuenta. De atrás apareció Van Dijk para aprovechar la pasividad de la marca en zona a la salida de un tiro de esquina, sin demasiado esfuerzo superó en el salto a Macguire para vencer de cabeza a De Gea.

Y había falta contra el holandés en el área al 17 que no se sancionaba y anulaban la jugada de la perla de Firmino por una falta previa contra el arquero de parte de Van Dijk; y metía Salah un taco Mané que oportunamente bloqueaban en predios del United; y de nuevo Sane se perdía el 2-0 en un mano a mano que le ganaba De Gea con los pies… Y era un constate y ruidoso aguacero el ataque del rojo, que ya no le prestaría más la pelota a nadie.

Intentaría Pereira al 44 el empate pero se lo perdería por llegar un instante tarde y luego él mismo remataría de media distancia pero a manos de Alliso. Escaramuzas, nada más.

Salah increíblemente se perdió el segundo a los 47 al rematar mal de frente al arco… los médicos, que también se mueren…
Y a los 48 Henderson la estrellaría en el palo con De Gea vencido, ante el éxtasis de los hinchas en Anfield. Y a los 51 Chamberlain tendría la suya, también sin premio ¡Qué banda!

El VAR, que tan eficiente había sido para anular un par de intentos del Liverpool, desapareció a los 50 ante una mano en el área que debió ser penalti para el local.

Fred daba un susto a los 56 al robar una pelota en el medio y avanzar sin marca hasta las barbas de Allison, quien agradeció la prisa del jugador para definir desviado. Y Martial se perdería la más clara del partido para el United, a los 58 minutos, con un remate por encima del travesaño.

Un contragolpe de Wijnaldum a Mané intentaba poner las cosas en orden, pero el mejor futbolista africano decidía mal en el último tramo. Era, en todo caso, el intento de los de Klopp por salir del bache.

A los 76 de nuevo se perdería el segundo Liverpool cuando Firmino desperdició un excelso servicio de Alexander-Arnold y a los 83 tendría tiro libre Alexander-Arnold que amenazó pero no hizo ningún daño. Pero el United se adueñó de la pelota, dispuso de hasta tres tiros de esquina, metió miedo en sus carreras y amenazó el triunfo.

Al cierre, contra todo pronóstico, Klopp entendió el riesgo del empate y apostó a la prudencia: parqueó el bus al sacar a Firmino y Mane para fortalecer la marca con Fabinho y darle chance a Origi y así dejó pasar el tiempo con los tres puntos en el bolsillo.

Ocurre que Salah no quería quedarse sin nada, que fue el único del tridente que quedó en el campo y que ante el primer pestañeo iba a sentenciar el clásico con autoridad al salir en el pique perfecto, aguantar la marca y de zurda vencer a un De Gea muy solitario. 2-0 y abrazo de Klopp con su gente en Anfield. ¡No hay como parar a los rojos!

Ahora la diferencia con el City, segundo de la tabla en la Premier, es de 16 puntos. Todo indica que no hay manera de atravesarse en el camino al título de los dueños de Anfield.

COMENTAR
GUARDAR