Golazo de James supo a poco: sufrido empate de Everton con Leicester

Golazo de James supo a poco: sufrido empate de Everton con Leicester

El equipo de Ancelotti sumó un punto en casa en un juego que mereció ganar el visitante.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Everton vs Leicester

Everton vs Leicester

Foto: Tomado de Twitter @everton

27 de enero 2021 , 05:32 p. m.

No es nunca un mal resultado sumar contra uno de los tres mejores de la tabla de posiciones de la Premier League. Pero cuando se piensa en el golazo, en el aguante, en lo que pudo ser, no ganar necesariamente sabe a poco.

Así vivió Everton el empate 1-1 contra Leicester, que vale porque se suma contra Leicester, uno de los equipos más fuertes del torneo, pero que pudo ser mejor de no ser por esa apuesta táctica tan especulativa, que aisló tanto a los atacantes y partió el equipo en el medio para recargarle el trabajo a la zaga. Sumado todo, debió ser premio para el golazo de James. Por eso el punto no parece gran cosa.

Parecía local el Leicester con su apuesta inicial de presionar muy arriba, con Barnes merodeando, lo que es siempre una señal de alerta.

Maddison metía a los 13 un susto terrible tras deshacerse de James y obligar a Pickford a volar, cuando se iba ligeramente por arriba el remate. Y Everton bien, gracias. Aguantando, especulando un poco, retrasado en el campo.
Hasta que a los 15 despertaba con un centro hermoso de James por derecha, directo a la cabeza de Mina, que supo anticipar Schmeichel para evitarse líos.

Y justo cuando más dominaba Leicester, cuando no había caminos, cuando iba todo en contra, la magia: aparecía el creativo colombiano por la izquierda, metía un centro defectuoso pero le quedaba el rebote y sin dudar la empalmaba y de derecha, ¡de derecha!, cruzando el remate tan lejos de la mano del portero como era posible, tan cerca para que se estrellara en el palo y se metiera al arco. Un instante para ver y disfrutar, para respetar: ¡qué golazo!


A los 46 probaba Calvert-Lewin pero en su arco, con un cabezazo hacia atrás que por poco sorprende a Pickford y entonces, hora del arquero de justificar el sueldo: un pase profundo le metió Castagne a Barnes que tapó con todo el cuerpo el del Everton y el rebote se le fue apenas abierto a Evans. Se salvó el dueño de casa, igual que a los 64 cuando se tiró a los pies de Justin para cortarle el centro.

Infortunadamente vendría el error de Pickford, un remate de afuera de Tielemans que no vio venir y que se le coló por el palo derecho. Y la historia del equipo que apuesta a no perder y como castigo recibe un gol, capítulo 1.500, se escribía en Goodison Park.

Y a partir del 1-1 empezó Cristo a padecer: por las bandas entraban libres los punzantes hombres de Leicester, una y otra vez la reventaban al tiro de esquina los zagueros de azul y el equipo de Ancelotti se metía muy atrás, se hacía más vulnerable con el paso de los minutos, Maddison insistía una y otra vez y perdonaba en la última pelota del juego de frente a Pickford, mientras Calvert-Lewin y Richarlison morían de soledad.

Se fue James, físicamente hecho polvo, y Mina a los 85 levantó la cara y le metió un lindo pase profundo a Richarlison, que en el mano a mano ganó el zaguero y Calvert-Lewin tuvo en el cabezazo a los 90 el tanto de la victoria que no fue. Y así reaccionaba, o intentaba hacerlo Everton, cuando Iwobi llegaba muy tarde al juego y no había suficientes arrestos para intentar la victoria final. Pidiendo tiempo acabó el equipo de Ancelotti

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • PREMIER LEAGUE
  • SERIE A
  • CHAMPIONS LEAGUE
  • LIGA DE ESPAñA