Vuelve discusión: ¿mejora Everton sin James? No, pero sobrevive sin él

Vuelve discusión: ¿mejora Everton sin James? No, pero sobrevive sin él

El colombiano está lesionado y se ha perdido últimos duelos de Premier League.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Everton vs Manchester United

Gol de James para el Everton en Old Trafford.

Foto: EFE

11 de mayo 2021 , 07:18 a. m.

Vamos a empezar por decirlo con claridad: Everton no mejora sin James Rodríguez. Tampoco es que sea un vendaval, pero, a la hora de sumar los puntos, la cosecha es mejor con el colombiano en la cancha.

Teniendo en cuenta todas las competencias de la temporada, la discusión está así: con el número 19, Everton logró 11 victorias, 6 empates y 7 derrotas. Son 39 puntos totales. Sin él, fueron 9 victorias, 1 empate y 7 caídas: 28 puntos. 

Dicho esto, lo sano no sería discutir si aporta o no sino qué ha encontrado el técnico Carlo Ancelotti para sostener el rendimiento en los 17 partidos en los que, por lesión o por decisión técnica (solo 3 veces).

El propio italiano habló de tres virtudes: actitud, espíritu y una meritoria campaña de visitante. Parece poco para describirlo con justicia: ¡lleva 11 victorias en la Premier League fuera de Goodison Park!

Ese fenómeno extraño que son los 'toffees' actuando mejor de forasteros que en casa, sin público pero en una cancha que resulta familiar, ha hecho que a esta altura, con 55 puntos y un partido menos, tenga un boleto preferencial para acceder a la zona de clasificación europea sobre Tottenham (56) o West Ham (58). 

Ancelotti logró una versión poco vistosa pero muy rendidora jugando de visitante: 12 victorias en todas las competencias, más tres empates. Son 39 puntos que lo mantuvieron en la pelea en la FA Cup y que ahora, con 12 unidades en juego en la recta final de la Premier, lo tienen ad portas de cumplir el gran objetivo del año.

“No somos un equipo de posesión”, dijo Ancelotti después de la muy trabajada victoria contra West Ham. Y sí, con un 31 por ciento de posesión es claro que no exagera. Pero él sabe, como los dueños del club, que necesita ganar un poco más de dominio de la pelota si quiere ganar impacto en un ataque en el que Calvert-Lewin parece estar de regreso justo en el bache que atraviesa Richarlison.

Es para eso que necesita jugadores como James, para imponerse desde la autoridad y no desde la fortuna, sabiendo que su zaga, por lesiones y otras muchas razones, no ofrece todas las garantías. Un talento como el del zurdo es vital para desahogar a la zona de marca, que ha logrado gestas, como aguantar el último triunfo contra el rival directo en la tabla sobre los hombros de Keane y Davies, para encontrar caminos más claros en el ataque e inclusive para descansar mejor con la pelota en estos cuatro duelos finales, en los que un pestañeo apagará la ilusión.

Parece que el espíritu y la actitud, que a veces se toman vacaciones, especialmente en Goodison Park, están de vuelta. Jugar fuera de casa ha sido vital y todavía hay dos juegos más a domicilio, uno este jueves contra un Aston Villa sin mucho en juego, y uno contra Manchester City, que para el 23 de mayo ya debe ser campeón de Premier y estará muy enfocado en la final de Champions League.

Pero son los partidos en casa, contra un Sheffield United descendido y un Wolverhampton que no disputa nada, los que deben servir para volver a torneos europeos. Es demasiada oferta para no aprovecharla. Se espera que sea con James, quien esta semana vuelve a entrenar tras su nuevo "pequeño problema" físico (ya no vale la pena ni preguntar qué es), pero si no, hay que usar la pelota quieta de Sigurdsson, la potencia de Calvert-Lewin, algún chispazo de Richarlison... Todo suma ahora, todo sirve.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES
COMENTAR
GUARDAR

Recomendados

  • PREMIER LEAGUE
  • LIGA DE ESPAñA
  • BUNDESLIGA
  • SERIE A