¿Historia conocida? San Lorenzo, con 4 colombianos, sufre con Almirón

Ni una sola victoria en Superliga Argentina va minando la confianza de hinchas y directivos.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
Jorge Almirón San Lorenzo

El entrenador tiene una hoja de vida respetada en su país, más allá del fracaso en el fútbol colombiano.

Foto: Archivo

19 de febrero 2019 , 10:11 a.m.

Pasan los días y Jorge Almirón no termina de darle su toque a San Lorenzo, que incorporó a  cuatro colombianos con la intención de pelear títulos en Argentina.

El equipo arrancó al actual Superliga con balance de 6 empates y dos derrotas, un mal inicio que sólo se superó en 1981, con 5 derrotas al hilo.

De hecho, la última victoria del equipo fue el 22 de octubre pasado, lo que ya inquieta a la dirigencia, ilusionada con la trayectoria del entrenador pero aún a la espera de resultados.

¿Qué pasa que no despega? Según el diario Olé, hay problemas para cerrar los partidos: "Estudiantes se lo empató faltando 4’, Aldosivi le sacó la victoria en el descuento y Defensa le ganó en la última bola".

Pero no es el fondo del problema: "Mientras lucha contra la mente y los murmullos, el equipo todavía está incorporando nuevos conceptos de juego", escribió en su análisis Ariel Senosiain en su texto 'Miedo a ganar'.

"San Lorenzo necesita hacer demasiado para convertir, aunque ese defecto también parece momentáneo y anímico. Lo que le falta es constancia y fluidez, que el fútbol no parezca estudiado sino aprendido. Porque los modelos de equipos como el que apuesta a lograr Almiron suelen imponerse sólo desde sus maneras. Esas maneras todavía no se ven; las victorias, mucho menos", añadió.

En esos problemas de funcionamiento hay cuatro colombianos involucrados: Gustavo Torres y Raúl Loaiza, provenientes del Atlético Nacional con el que no pudo Almirón en 2018, Andrés Rentería, de regreso del fútbol mexicano, y Juan Camilo Salazar, de Millonarios

¿Habrá paciencia esta vez? El tempo dictará sentencia.

COMENTAR
GUARDAR

TEMAS RELACIONADOS/

jorge almirón