El clásico del bostezo: más testosterona que fútbol en River vs. Boca

Pocas acciones en los arcos y escaso protagonismo de los colombianos en el 0-0.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
River vs Boca

Fabra y Santos Borré, en River vs. Boca

Foto: Reuters

02 de septiembre 2019 , 01:07 a.m.

El fútbol de Argentina escribió un capítulo más en su historia reciente de partidos con mucho roce y poco talento, esta vez en el llamado ‘superclásico’ de River Plante y Boca Junios, en el estadio Monumental.

Un 0-0 justo por las pocas posibilidades en creación de ambos conjuntos es buen resumen del esperado duelo por la Superliga de Argentina.

Era Santos Borré el colombiano entre los inicialistas del local River Plate, mientras que Fabra se reportaba en Boca. En el complemento, al minuto 60 llegó Villa en Boca. El primero tuvo un par de intentos (dos, nada más) pero se fue fundiendo con los minutos; el segundo tuvo un trabajo intenso en defensa y quiso destrabar sin éxito el ataque; el último llegó a los 60 minutos y apenas si se notó.

Y el partido empezaba al minuto 23 con una acción de Santos Borré quien, habilitado por De Rossi, metía un remate alto le salió desviado.
El arquero de Boca pidió asistencia médica por el efecto de las bengalas y otra vez River, a error de Lisandro López, lo intentó en una salida rápida de Fernández.

Sería el principio y el final de las acciones pues ni polémicas se registraron. Un par de acciones de juego fuerte y pare de contar en un primer tiempo para el olvido.


Al minuto 47 tendría Palacios el primer gol del partido, un gran servicio hacia atrás de Borré, pero salió desviado el intento. Quisieron también Martínez Qarta y Fernández pero tapó bien Andrada.

La primera llegada de Boca se hizo esperar hasta el minuto 53, un remate cruzado, demasiado cruzado de MacAllister que metió miedo en el área local.

Milton Casco caía al 58 en el área de River y el Monumental rugía pidiendo un penalti que no fue.

Volvió a la carga River y volvió Borré al 71, con un remate frente al área, con tiempo para ubicarla y al final atajó Andrada.

A los 84 minutos lo tuvo el recién llegado Tévez (sí, era suplente) en un tiro libre traicionero al que voló bien Armani.

Al final, duelo en tablas, mucho trabajo sucio en las inmediaciones de las áreas pero pocas, realmente pocas opciones claras de gol. Empate muy justo.

COMENTAR
GUARDAR